El cántabro Pedro Bolívar gana la olla ferroviaria de Palencia

Reparto de los guisos de patatas con costilla en las ollas ferroviarias./Marta Moras
Reparto de los guisos de patatas con costilla en las ollas ferroviarias. / Marta Moras

38 cocineros han competido en la Plaza Mayor por el mejor guiso de patatas con costilla

PILAR ROJOPalencia

La Plaza Mayor de Palencia se llenó durante la mañana de este sábado de maquetas de locomotoras, trajes de conductor de tren y, sobre todo, las legendarias ollas ferroviarias, esos recipientes de doble fondo donde los trabajadores del sector lograban mantener sus guisos calientes con el carbón que introducían en la parte de abajo. Palencia Abierta celebró, pocas horas después de que concluyera la Showpping Night, el segundo concurso de ollas ferroviarias, que reunió a 38 aficionados a los fogones en una competición por conseguir las mejores patatas con costillas, eso sí, todos ellos con ingredientes incluidos en la denominación Alimentos de Palencia y cedidos por la Diputación.

Galería de fotos

Finalmente, fue el cántabro Pedro Bolívar, de la peña ferroviaria Las Cachavas, el que se alzó con el primer premio, mientras que el segundo puesto fue para Lalo, integrante de la misma peña.

La exhibición, que atrajo a decenas de personas animadas también por el buen tiempo, incluyó una degustación popular con el reparto de más de seiscientas raciones de este guiso ferroviario entre los clientes de los comercios adscritos a Palencia Abierta.

La olla ferroviaria es una forma de cocinar que rinde homenaje a la lentitud, a la tranquilidad de los guisos de la abuela, y ése es el gran secreto de los exquisitos platos que se elaboran allí. Se trata un puchero que se introduce en otro recipiente más grande en el que se introducen brasas de carbón cuyo calor favorece una cocción lenta, reposada. Surgió al abrigo del ferrocarril de La Robla y ahora vuelve a cobrar auge entre los mejores paladares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos