«El campus de Palencia tiene un potencial investigador de lo mejor que hay»

Mercedes Sánchez Báscones. / A. Quintero

Mercedes Sánchez, vicerrectora de La Yutera, apuesta por la especialización de los títulos de posgrado

JOSUNE OLANOPalencia

Aunque 2018 ya suena a elecciones en el Rectorado de la Universidad de Valladolid, Mercedes Sánchez Báscones no se sitúa aún en ese escenario. De momento, prefiere centrarse en los proyectos que tiene en marcha para el campus de La Yutera de Palencia, del que destaca su potencial investigador. Además, es relevante la cifra de másteres y programas de doctorado que se imparten y el elevado volumen de alumnos que acaparan. Actualmente, el campus tiene alrededor de 1.800 alumnos, entre estudiantes de Grado, Máster y Doctorado.

–¿Qué balance puede hacer del curso que se ha cerrado?

–Creo que el mejor balance que se puede hacer es la normalidad del curso. Mantenemos la cifra global de alumnos del campus, que dados los efectos de la caída de natalidad, no es poco. Este año se ha implantado Máster en Gestión de Empresas Agroalimentarias, se trata de un máster que ha nacido fruto de la inquietud de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León por ofrecer una formación especializada y de calidad en el ámbito de la organización y gestión de las empresas del ámbito agroalimentario. que comenzó en enero y se desarrolla hasta diciembre, y está teniendo mucho éxito. Es un máster interuniversitario, que está parcialmente financiado por la Junta de Castilla y León, estratégico para la comunidad autónoma que se ha impartido en Salamanca y aquí en Palencia.

–¿Qué novedades se barajan para el próximo curso?

–En la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias se va a implantar el Máster en Gestión Forestal basada en ciencia de datos (DATAFOREST) y el Programa de estudios conjunto de Máster Universitario en Ingeniería de Montes y de Máster Universitario en Gestión Forestal basada en Ciencia de Datos. Además, este año se quiere promover un semestre internacional para el Grado en Ingeniería Forestal y del Medio Natural, totalmente en inglés para que se pueda cursar por alumnos españoles y poder captar alumnos internacionales. En la Facultad de Educación está funcionando muy bien la doble titulación del Grado de Educación Infantil y Primaria. Además, el próximo curso se implantará un posgrado en Estudios de Género, con 45 plazas, y en el que el 90% de la docencia se impartirá ‘on-line’. Por último, en la Facultad de Ciencias del Trabajo, esperamos contar en breve con la nueva titulación de Comercio y Relaciones Laborales a raíz de la fusión entre la facultad palentina y la de Comercio de Valladolid. El centro de Palencia impartirá los dos últimos cursos de la titulación.

–Esta apuesta por másteres más atractivos para atraer a más alumnos, la internacionalización tanto de alumnos como de profesores, viene siendo una tarea que el campus de Palencia está desarrollando de forma satisfactoria...

–Estamos trabajando muy intensamente para que el campus sea atractivo. Tenemos un potencial investigador digno de destacar con una buena posición en los ‘rankings’.

–En su tarea como vicerrectora, ¿cómo mantiene la equidad en su atención a los diferentes centros?

–La Escuela de Ingenierías Agrarias destaca por su especialidad agroalimentaria y forestal, lo que también puede extenderse a algunos ámbitos de la Facultad de Educación y de la Facultad de Ciencias del Trabajo. Es cierto que en ocasiones me pronuncio más por los estudios de Ingenierías Agrarias, y se debe fundamentalmente a la necesidad de captación de alumnos que este centro tiene como consecuencia de la crisis existente a nivel global en la demanda de títulos de ingeniería y especialmente en el ámbito agrario. Debemos hacer esfuerzos por revertir esta situación si no queremos encontrarnos dentro de no muchos años con una demanda de titulados para desempeñar puestos de trabajo que no podremos satisfacer en España y habrá que traerlos de otros países. Las Facultades de Educación y Ciencias del Trabajo tienen una demanda aceptable y en el caso de esta última, se verá muy fortalecida su oferta tras su fusión con la Facultad de Comercio.

–Que los estudios de la Universidad de Valladolid se hayan enganchado un poco tarde a la enseñanza semipresencial que Ciencias del Trabajo ya ofrece. ¿Añade dificultad para competir con otras escuelas?

–Puede que sí, ya que la universidad pública es muy garantista, tanto con las titulaciones como con los estudiantes. Una universidad pública se compromete con un título y es muy difícil que lo extinga aunque no funciones como se esperaba. Por otro lado, los títulos ‘online’ llevan poco tiempo y no se tiene la seguridad de que vayan a funcionar bien a largo plazo, pues si bien es verdad que llegan a una población que no podría cursarlo de manera presencial, se trata de una población limitada ya que implica un sobreesfuerzo enorme por parte del estudiante al no disponer de clases presenciales. Otra opción es la semipresencialidad que presenta las ventajas de ambas.

–¿La inserción en el mundo laboral de los titulados del campus indica que las cosas se hacen bien?

–No existen estudios serios sobre inserción laboral, los graduados en Educación tienen el horizonte de las oposiciones que facilitan la entrada al mercado laboral. En cuanto a Ciencias del Trabajo, poco a poco van encontrando su hueco. Los graduados en Ingenierías Agrarias se han visto más afectados por la crisis económica, además de los recortes por parte de la Administración. Los graduados en Ingeniería Forestal tradicionalmente tenían un porcentaje de inserción laboral cercano al 100%, casi todos relacionados con la Administración. Últimamente estos puestos de trabajo se están recuperando y, además los posgraduados están encontrando otros nichos de ocupación.

–La implantación del Parque Científico en Palencia también ha sido uno de los objetivos en su gestión. ¿Cómo se está desarrollando?

–Se ha hecho una labor importante por centralizar la información. En estos momentos el Parque Científico tiene conocimiento de todas la potencialidades en I+D+i que tiene el campus, de manera que, por citar solo un ejemplo, ante una demanda de una empresa sabe dirigirla hacia el grupo de investigación que puede solucionarle el problema.

–¿Cómo valora la plantilla de docentes del campus?

–Ahora, la forma de acceso de los docentes en la universidad es como Profesor Ayudante Doctor, esta persona tiene una serie de años para acreditarse convenientemente a alguna de las plazas fijas cuyo número depende de la tasa de reposición. Eso hace que se convoque un número limitado de plazas y el resto de la docencia haya que cubrirla con profesores a tiempo parcial.

–¿Cómo se presenta el próximo curso en objetivos para la vicerrectora?

–El objetivo más inmediato es mejorar las infraestructuras del campus. En cuanto a docencia, dependemos un poco como se desarrolle el mapa de titulaciones, que debería resolverse de aquí a finales de año. En cuanto a obras, tenemos que rehabilitar edificios, la solución de algunos problemas estructurales de los edificios ya se está poniendo en marcha y estamos a la espera de rehabilitar el ultimo edificio del campus para que sea un centro de I+D.

–El traspaso de Enfermería quedará otra vez aparcado?

–El rector y la presidenta de la Diputación, tras la firma de un convenio, expresaron su disposición a la plena integración y que la última decisión dependía de la Junta y desconozco si el tema ha avanzado algo.

–El rector ha dicho que se va a volver a presentar. ¿Y usted?

–Antes de que yo exprese mi voluntad de seguir en el vicerrectorado, se tienen que cumplir dos premisas: que salga él elegido, y que siga depositando su confianza en mí y, de momento, no auguro nada.

Fotos

Vídeos