El calor protagoniza el Corpus Christi en Palencia

Niños de Primera Comunión, a la salida de la catedral./Marta Moras
Niños de Primera Comunión, a la salida de la catedral. / Marta Moras

Los niños de primera comunión lanzan pétalos de flores en una procesión rápida

FERNANDO CABALLEROPalencia

Palencia ha celebrado una procesión del Corpus Christi rápida para evitar el exceso de calor. Organizada por el cabildo de la catedral, el desfile ha reunido a los representantes de la Iglesia católica en Palencia, desde las cofradías a las órdenes religiosas, pasando por los grupos diocesanos, seminaristas, canónigos..., sin olvidar a los niños que han tomado este año la Primera Comunión, verdaderos protagonistas del desfile y que han soportado el calor ayudaos por las botellas de agua que les proporcionaba el cabildo.

Porque la procesión del Corpus es uno de los acontecimiento más importante del calendario cristiano, ya que representa la extensión de la Eucaristía por las calles de Palencia, una eucaristía simbolizada en el cuerpo y en la sangre de Cristo, esa eucaristía que se instituyó el Jueves Santo durante la Última Cena, al convertir Jesús el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre.

De ahí la importancia de esta procesión que tiene un carácter litúrgico, por lo que terminó con la custodia llevada bajo palio por el obispo, Manuel Herrero, en el altar de la catedral.

El prelado cambió el guión de la ceremonia y en lugar de la homilía que tenía preparada para leer, que incluso la oficina de prensa del Obispado la había distribuido, mantuvo un diálogo con los niños de primera comunión, en un gesto de acercamiento a los fieles.

Aunque el Corpus Christi lo organiza el cabildo, la acogida y el desarrollo de la catedral los encomienda a la cofradía del Santo Sepulcro.

Fotos

Vídeos