Otro buen rato en el Cerrato

Panorámica de la feria gastronómica y artesana celebrada en Baltanás. / Luis Antonio Curiel

25 productores alimentarios y artesanos participan en la fiesta de Baltanás

LUIS ANTONIO CURIELBaltanás

La séptima edición de la feria ‘Buen rato en el Cerrato’ ha congregado a 25 productores alimentarios y artesanos en Baltanás, que se ha convertido en un referente de la agroalimentación y la artesanía de la provincia. Centenares de personas de toda la comarca han disfrutado de un día de fiesta, con un nutrido programa de actividades para niños y mayores. «Es fundamental apostar por este tipo de ferias que permiten atraer a gente a nuestro pueblo. Estamos muy satisfechos con el resultado de la jornada, en la que han participado centenares de personas y en la que productores y artesanos mostraron su satisfacción por el elevado número de ventas», ha destacado la alcaldesa de Baltanás, María José de la Fuente.

Un total de 25 puestos de alimentación y artesanía se dieron cita en una feria que concluyó con numerosas ventas, lo que refuerza este tipo de actividades en tiempos de crisis. «Corren tiempos difíciles, por lo que estas ferias son fundamentales para promocionar nuestros productos y mantener un contacto directo con los clientes, que se interesan por su elaboración. Baltanás siempre responde muy bien y estamos muy satisfechos con las ventas», señalaron varios productores y artesanos asistentes a la feria.

Los cerrateños pudieron degustar y adquirir diversos productos de la tierra, como embutidos, quesos, conservas, legumbres, mieles, repostería, encurtidos y vinos. Además, los artesanos del Cerrato tuvieron un protagonismo especial en la feria, con cerámica, bisutería, ganchillo, macramé, mimbre, madera, complementos, camisetas, objetos decorados, cuero, esmalte, cosmética, jabones y cremas, entre otros productos. Al igual que en ediciones pasadas, la feria contó con la presencia de Manos Unidas, que mostró numerosas labores y artesanía, con gran acogida entre los asistentes. Solidaridad que también se reflejó en el puesto instalado por una familia de Antigüedad para colaborar con un vecino del pueblo afectado por una enfermedad de las consideradas raras.

El turismo fue otra de las facetas de la feria. Numerosos cerrateños se acercaron al Museo del Cerrato Castellano para visitar la exposición sobre juguetes antiguos, enmarcada en el programa IV CulturArte Cerrrateño, además de la muestra escultórica de Agustín Casillas. La empresa Turismo Cerrato también contó con un puesto de libros sobre la comarca y coordinó los diversos actos celebrados durante la jornada en colaboración con el Ayuntamiento de Baltanás. Un día, en definitiva, en el que los niños y mayores disfrutaron con los diversos talleres realizados por los artesanos participantes y con el cuentacuentos ‘En boca cerrada no entran moscas’, a cargo de Erica González. La magia también fue protagonista con el joven Ignacio Moreno, que recorrió las calles y puestos con un magnífico espectáculo que hizo las delicias de todos los asistentes.

La feria contó con un show-cooking de Alimentos de Palencia a cargo del restaurante La Traserilla, que elaboró diversas tapas que degustaron todos los asistentes. Por su parte, la hostelería baltanasiega ofreció una tapa de la feria con consumición a un precio unitario de 2’50 euros.

La muestra alimentaria finalizó con el sorteo de varias cestas donadas por los distintos productores, mientras que el broche de oro y clausura de la feria corrió a cargo de la actuación musical ‘Gimeno S. Band’, con su particular tributo a Joaquín Sabina.

Fotos

Vídeos