Una batalla política que puede salir cara

La propuesta de un aparcamiento de tarifas baratas en el Hospital se abandonará si los grupos de la oposición municipal mantienen sus críticas al proyecto

Avenida de los Donantes de Sangre./Antonio Quintero
Avenida de los Donantes de Sangre. / Antonio Quintero
José María Díaz Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZ DÍAZPalencia

Entre el hartazgo y el desánimo, desde luego, con un monumental enfado. Así se encontraba ayer la concejala de Tráfico del Ayuntamiento de Palencia, Paloma Rivero, que está a punto de abandonar definitivamente el proyecto de transformación del futuro aparcamiento del Hospital Río Carrión en una zona de estacionamiento disuasoria, con tarifas tan económicas que invite a los ciudadanos a aparcar en esa zona, liberando plazas de estacionamiento en el casco urbano.

Noticias relacionadas

Paloma Rivero no quiso ayer andarse con ambigüedades y aseguró que si los grupos de la oposición municipal, especialmente el PSOE y Ganemos, que se han mostrado muy críticos con la propuesta continúan con su campaña de rechazo la propuesta quedará sobre la mesa ‘sine die’, lo que, por otra parte, según quiso recalcar claramente deja por completo la titularidad del aparcamiento del hospital en manos de la Junta, cuyo objetivo será entonces sacar a licitación de la gestión a concurso, lo que implicará el establecimiento de unas tarifas muchísimo más elevadas de las que quería establecer el Ayuntamiento si la gestión hubiese quedado en sus manos.

La concejala de Tráfico advierte de que si el Ayuntamiento no regula toda la zona con la ORA, la Junta establecerá unos precios mucho más caros en el aparcamiento del hospital

Paloma Rivero reprochó a los grupos de la oposición que estén intentando sacará rédito político a esta cuestión sin preocuparse realmente de los intereses de los ciudadanos, puesto que según indicó la decisión de la Junta es siempre la de establecer un aparcamiento de pago en los hospitales públicos y solo hay dos opciones, el acuerdo entre la administración regional y el Ayuntamiento para establecer el aparcamiento de tarifas disuasorias o el concurso público como ocurre en el resto de capitales de la comunidad autónoma.

La Junta ya tomó la decisión

«El Ayuntamiento ya reclamó a la Junta que el aparcamiento fuera gratuito, y la respuesta fue negativa, por ello, hemos intentado buscar una fórmula que sea lo menos gravosa para los vecinos, pero si los grupos de la oposición prefieren seguir haciendo política con este tema, yo no estoy dispuesta a mantener una batalla por un asunto que no depende del Ayuntamiento, puesto que es la Junta la que decide cómo quiere que sea ese aparcamiento», explicó ayer Paloma Rivero, quien se mostró rotunda e insistió en que si no se llega a un entendimiento entre los grupos de la oposición y el equipo de gobierno en la próxima Comisión de Tráfico, el proyecto del aparcamiento disuasorio quedará abandonado y será la Junta la que fije las tarifas.

La edil lamentó que se haya construido un frente de batalla política en torno a un simple borrador de propuesta que se había presentado a los grupos de la oposición para su estudio en la Comisión de Tráfico. «Piden transparencia y diálogo, pero parece que no saben utilizarlo. Nosotros entregamos una propuesta inicial para que se pueda debatir, modificar, consensuar y solo encontramos críticas en los medios de comunicación y mensajes parciales a los ciudadanos, sin explicar realmente todos los detalles. Así no se puede trabajar», criticó ayer Paloma Rivero.

La concejala ha reiterado que los grupos de la oposición ni siquiera han explicado a los ciudadanos la propuesta de forma correcta, porque, según indicó, se han limitado a criticar que se quiere hacer pagar a los palentinos por aparcar en el hospital y sus entornos.

Paloma Rivero explicó que la propuesta lanzada por el Ayuntamiento a la Junta implica el establecimiento de unas tarifas baratas en el nuevo aparcamiento del hospital, similares en precios a las que se cobra en la Estación de Pequeña o en Los Jardinillos. Sin embargo, para que esto pueda ser autorizado, según una sentencia del TSJ (se presentó un recurso contra el aparcamiento de la Estación de Pequeña) todos los entornos del aparcamiento deben estar sometidos a la ORA.

Pero esto, según explicó la edil, no implica que se tenga que poner la misma tarifa que en la Zona Azul, sino que se plantean unos precios muy inferiores, para que sean acordes con los del estacionamiento disuasorio, con el fin de que se pueda concebir toda esta área próxima al hospital (avenidas de Ponce de León y de los Donantes de Sangre) como una gran área de estacionamiento controlado con unas mismas tarifas (1 euro toda la mañana o toda la tarde y 1,5 euros, todo el día). «Establecer todas estas tarifas y fijar cómo deben aplicarse en función de los minutos es muy complicado y lleva mucho trabajo a los funcionarios. De momento, lo hemos paralizado, porque no tenemos muy claro si seguiremos adelante. Todo depende de la actitud de la oposición. Si el rechazo es frontal, abandonaremos el proyecto, si no hay debate, ni intentos de consensuar la propuesta, no estoy dispuesta a desgastar al Ayuntamiento en un problema que no es el suyo, sino que depende realmente de la Junta», indicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos