Baltanás ensalza el queso y el vino en una feria multitudinaria

Puesto de venta de quesos./Luis Antonio Curiel
Puesto de venta de quesos. / Luis Antonio Curiel

Treinta productores de cuatro regiones pudieron disfrutar de un ambiente inigualable de ventas

LUIS ANTONIO CURIELBaltanás

‘Con pan y vino se anda el camino y más ligero si va acompañado de un buen queso’. Algo así sintieron ayer en Baltanás, que celebró su VII Feria del Queso y el Vino de manera multitudinaria. Desde primeras horas de la mañana, la carpa ubicada en la plaza de las Escorraladas rebosaba de gente, por lo que esta feria apunta a convertirse en un referente en el calendario nacional de ferias gastronómicas. De hecho, Baltanás contó con la presencia de 20 queserías –ocho de ellas palentinas–, cuatro bodegas de vino –dos de Palencia pertenecientes a las Denominaciones de Origen Cigales y Arlanza– y cinco expositores de repostería –tres palentinos–, llegados de cuatro regiones de España, además de ADRI Cerrato Palentino, que ofreció una amplia información bibliográfica de la comarca.

Fotos

El interés por un programa de actos centrado en los Quesos del Cerrato y los vinos de la Denominación de Origen Arlanza  (a la que pertenece Baltanás), así como la calidad de los productos, atrajeron a centenares de visitantes y turistas de varias provincias de Castilla y León, incluyendo a numerosos de cerrateños. La cercanía de la feria con la festividad de Todos los Santos y el buen tiempo permitió que numerosas personas se acercaran a la capital del Cerrato durante la jornada festiva.

Las bodegas participantes pertenecen a las Denominaciones de Origen Arlanza y Cigales, además de otros caldos burgaleses de Ribera del Duero y aguardientes de distintas provincias de España. Los asistentes también pudieron degustar y adquirir el vermú ‘Corito’ de la Destilería ‘Esteban-Araújo’ de Torquemada y varios quesos de la comarca cerrateña –entre los que se encontraban los de Baltanás y Cevico de la Torre–, palentinos, asturianos (Cabrales) y cántabros (Picón Bejes-Tresviso), entre otras cremas y variedades. La feria contó con otros productos agroalimentarios relacionados con la panadería y repostería –como pan de mosto o buñuelos de crema de queso, entre otros–, además de otros stands informativos de las Rutas del Vino de Cigales y Arlanza.

Buenas ventas

Al finalizar la jornada, los productores se mostraron muy satisfechos con el elevado volumen de ventas y la gran acogida e interés del numeroso público que acudió durante todo el día a los puestos. «Baltanás es un pueblo referente en este tipo de ferias y la respuesta siempre es muy positiva. Felicitamos a la organización por centrar la feria en los productos estrella de la misma, como el queso, el vino y derivados, lo que harán que se convierta en un referente nacional», señalaron la mayoría de los productores. Este hecho augura una clara proyección nacional a la feria que va creciendo cada año con la presencia de numerosos productores de las distintas regiones de España.

La inauguración de la feria sirvió como reclamo para destacar el papel histórico que ha desempeñado el queso y el vino en la vida de los españoles. «Hoy es un día de fiesta que queremos disfrutar en torno a la gastronomía, la cultura y el arte, destacando de manera especial el queso y el vino como productos muy nuestros. Baltanás cuenta con una importante tradición quesera y forma parte de la joven Denominación de Origen Arlanza, por lo que es fundamental apostar por estos productos como motor de desarrollo de nuestro pueblo y su comarca», destacó María José de la Fuente, alcaldesa de Baltanás. El acto de inauguración congregó a numerosas autoridades y vecinos, que brindaron por el éxito y el futuro de esta feria.

Baltanás vivió una jornada festiva en torno al queso y al vino, en un ambiente multitudinario que sirvió como promoción de estos productos y de la propia gastronomía, cultura y arte cerrateños.

Cata con música

Con el fin de atender la demanda de ediciones anteriores, la organización ubicó una carpa contigua para acoger la cata de distintos quesos y vinos, que este año también estuvo amenizada con la música en directo de la Banda de Música Comarcal de la Asociación Cultural Juvenil Baltanasiega.

La cata de quesos estuvo dirigida por el técnico José Luis Galván, de la Estación Tecnológica de la Leche, que depende del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, que se localiza en Viñalta, que explicó con todo detalle las propiedades de los distintos quesos, todos ellos palentinos.

Abrió la ronda el queso fresco de Cantarillos, de Salinas de Pisuerga; seguidamente se cató el queso tierno de Lagunilla; continuando con el de oveja pata de mulo de Villaumbrales; acto seguido la crema de queso curado con arándanos Crego, de Cevico de la Torre; el queso curado de oveja de Villa de la Nava, de Fuentes de Nava; el queso de cabra Cerrato, de Baltanás; la crema de queso Campos Góticos de Villerías de Campos y el queso azul artesano de oveja de la Serna.

En lo que respecta a los vinos, la cata fue dirigida por el presidente de los Sumilleres Palentinos, José Antonio León, propietario del restaurante ‘El Chaval de Lorenzo’. León realizó un recorrido sensorial por los distintos vinos, comenzando por el verdejo ‘Las Luceras’ de la Bodega de Remigio de Salas de Dueñas y continuando por el rosado de la misma bodega; el tinto roble ‘Monjío’ de Torquemada; el tinto de ‘Los Matucos’ de la localidad burgalesa de San Martín de Rubiales; el vermú Corito de la Destilería Esteban-Araújo de Torquemada y el vino especial de la Sierra del Oso de la localidad cántabra de Potes.

Una cata que estuvo amenizada por bandas sonoras, pasodobles y boleros que hicieran las delicias de todo el público congregado. Alrededor de un centenar de asistentes completaron el aforo de la carpa, que se quedó demasiado pequeña para disfrutar del vino y el queso en un ambiente musical perfecto, haciendo un maridaje perfecto para todos los sentidos.

Fotos

Vídeos