Aumenta la hospitalización por patologías cardiovasculares y baja la mortalidad en Palencia

El doctor Juan Bautista López-Messa.
El doctor Juan Bautista López-Messa. / Antonio Quintero

Un estudio dirigido por el jefe de servicio de la UCI analiza la evolución de estos casos en los últimos quince años

PILAR ROJOPalencia

Las enfermedades cardiovasculares son uno de los mayores problemas de salud pública. Las previsiones apuntan además a un crecimiento de este tipo de patologías que podrían llegar a causar más de 23 millones de fallecimientos anuales en el mundo en el año 2030. La importancia numérica y la creciente prevalencia de estas enfermedades han llevado al jefe de Servicio de Unidad de Cuidados Intensivos de Palencia, Juan Bautista López-Messa, a dirigir un estudio científico que evalúa la evolución de las enfermedades cardiovasculares agudas en los últimos tres lustros en los hospitales de Castilla y León. La investigación, que se ha publicado en la prestigiosa Revista Española de Cardiología, concluye que desde el año 2001 se ha incrementado en más de un 40% la tasa de hospitalización por este motivo, mientras que la mortalidad se ha reducido también de forma importante, probablemente por la influencia de las medidas preventivas y terapéuticas.

El amplio espectro de las enfermedades cardiovasculares agudas que forman parte del estudio del doctor López-Messa incluye el infarto de miocardio, la angina inestable, el accidente cerebrovascular isquémico (ictus) y la insuficiencia cardiaca. El informe analiza la red de catorce centros hospitalarios en Castilla y León (tres comarcales, seis provinciales y cinco hospitales de referencia). Los investigadores estudian las 239.586 altas hospitalarias por enfermedad cardiovascular en la comunidad autónoma entre los años 2001 y 2015. La mayor incidencia corresponde a la insuficiencia cardiaca (111.647 casos), seguido de los accidentes cerebrovasculares (57.229), los infartos (55.004) y las anginas de pecho (15.406). Y, aunque de forma global se ha incrementado en más de un 40% la cifra de hospitalizaciones por este motivo, en realidad es la insuficiencia cardiaca, apuntada por muchos como el gran problema de salud de este siglo, el principal motivo de ese incremento, con unas tasas de ingresos que prácticamente se han duplicado entre 2001 y 2015. «La insuficiencia cardiaca es una de las causas más frecuentes de hospitalización de personas mayores de 65 años. Constituye un grave problema de salud pública y se la considera una epidemia emergente», indica López-Messa. En definitiva, a pesar de que las hospitalizaciones por infarto, angina o ictus se han reducido, el fuerte incremento de la insuficiencia cardiaca genera un ascenso general de las tasas de ingreso hospitalario. De forma paralela, la mortalidad por estas enfermedades ha experimentado en estos tres lustros un fuerte descenso. «Ésa es precisamente la principal conclusión del estudio. Mientras que los índices de hospitalización suben, los de mortalidad se reducen. Esto demuestra que funcionan bien todas las medidas preventivas que se aplican para controlar las enfermedades cardiovasculares, las medicaciones para el colesterol, la hipertensión o para controlar la diabetes, los hábitos de vida. También las estrategias de tratamiento, los códigos infarto o ictus en la atención a emergencias... todo ello influye en que la mortalidad sea más reducida», asegura Juan Bautista López-Messa.

Estudio

El estudio destaca además porque es el primero de estas características que se lleva a cabo. La creciente incidencia de las enfermedades cardiovasculares en los países avanzados, que se ha constituido como la principal causa de mortalidad, es lo que llevó al doctor López-Messa a impulsar esta investigación, que también incluye aspectos novedosos como la base de datos, el tipo de estudio como asociación cruzada y la metodología estadística empleada. «El estudio muestra un incremento en la tendencia de las tasas de hospitalización, marcado por le insuficiencia cardiaca, y un descenso similar en ambos sexos en la tasa de mortalidad hospitalaria. Estos resultados apuntan a una relevancia creciente de estas enfermedades y la posible influencia positiva de las medidas preventivas y terapéuticas contra ellas», concluye la investigación.

La publicación científica que incluye este artículo destaca la faceta innovadora que supone para el abordaje de problemas cardiovasculares en Castilla yLeón.

Fotos

Vídeos