Aprobada la reforma de Becerro de Bengoa

Panorámica de Becerro de Bengoa. Antonio Quintero/
Panorámica de Becerro de Bengoa. Antonio Quintero

El pleno saca adelante la creación de aparcamientos en los entornos del pabellón de deportes

El Norte

El pleno municipal se inició con la aprobación de la reforma de la calle Becerro de Bengoa y la ampliación de estacionamientos en torno al pabellón municipal de deportes. Un proyecto que no pudo aprobarse en el último pleno al no contar el equipo de gobierno con el respaldo de Ciudadanos. El portavoz de la formación naranja, Juan Pablo Izquierdo, argumentó que el PP había planeado en solitario este proyecto, sin contar con la opinión o planteárselo previamente a los grupos de oposición, pese a no contar con mayoría absoluta, por lo que decidió no darle su apoyo, «porque no es tiempo de imposiciones y por hacerle entender que el diálogo es la fórmula».

La reforma de Becerro de Bengoa, en su tramo correspondiente entre la calle Colón y la plaza de San Lázaro, supone un expediente de modificación de crédito de 354.000 euros. La propuesta salió adelante con el respaldo del PP, la abstención del PSOE y de Ciudadanos, y el voto en contra de Ganemos.

Izquierdo planteó durante el debate la importancia de ofrecer a los vecinos alternativas para los aparcamientos que van a desaparecer en una calle, donde apenas hay además garajes comunitarios. Por su parte, el PSOE justificó su abstención en el hecho de no tener claro si se trata realmente de una obra prioritaria y demandada por los vecinos. Finalmente, Ganemos destacó que no tiene en su opinión sentido reformar calles del centro, mientras que en algunos barrios, como es el caso de la calle Venezuela en el Cristo, existen algunas aún sin asfaltar.

También durante el pleno salió adelante la ampliación de aparcamientos en torno al pabellón de deportes, con una modificación de crédito de 295.240 euros. En este caso, el PSOE y Ganemos votaron en contra, mientras que Ciudadanos y el PP apoyaron la obra.

El desbloqueo que sufrían estas dos obras tras la negativa inicial de Ciudadanos a apoyarlas en la anterior sesión plenaria quedó finalmente resuelta, lo que supuso un gran alivio para el equipo de gobierno del PP. De no haberse logrado ayer una aprobación inmediata, al tratarse de expedientes de modificación de créditos presupuestarios, hubiera conllevado que el presupuesto previsto para las dos actuaciones no podría volver a destinarse a la ejecución de obras y se utilizaría para amortizar parte de la deuda que tiene contraída el Ayuntamiento. Esto sucede porque se trata de fondos procedentes de los remanentes del año anterior, que, según establece la normativa, solo pueden destinarse a financiar obras vinculadas al desarrollo sostenible (ambas cumplen este requisito) o a la amortización de deuda. Y en el caso de que se utilicen a la ejecución de obras, los trámites de la licitación tienen que estar cerrados antes del 30 de diciembre, por lo que al no lograrse aprobar en el pleno anterior, se ajustan demasiado los plazos para conseguir la tramitación administrativa que debe seguir cada obra.

Fotos

Vídeos