Alfredo Duro, de tertuliano de El Chiringuito a dj de un festival indie

Alfredo Duro, en una mesa de mezclas. /Antonio Quintero
Alfredo Duro, en una mesa de mezclas. / Antonio Quintero

El comentarista deportivo actuará en Palencia el mismo día que Lori Meyers y comenta en esta entrevista qué supone para él esta experiencia

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

El tertuliano del programa 'El Chiringuito de Jugones' Alfredo Duro ha conseguido que la frase 'al carrer' se repita más este año que la canción 'Despacito'. Con esa facilidad que tiene para crear himnos, su presencia en el Palencia Sonora como dj el jueves 7 de junio tiene visos de no dejar indiferente a nadie. Duro cambiará el plató de televisión por los platos de la mesa de mezclas y pinchará temas de una heterogénea lista de éxitos. ¿Estará en esa lista el himno de su amado Real Madrid? No lo tiene claro, pero el que no sonará es el del Barça. «Eso sí que no».

–Alguno se ha sorprendido de ver a un tertuliano de 'El Chiringuito' anunciado como dj para un festival indie...

–Quien está un poco pendiente de mí, el que me sigue un poco en cualquier actividad, sabe que la música aparece tarde o temprano.

–¿Y qué tipo de música aparecerá cuando usted se ponga a los mandos de la mesa del Palencia Sonora?

–Tengo una influencia muy notable del rock más británico y luego habrá una base que va a tener mucho que ver con la música 'mod. A partir de ahí, muchas otras bandas y sonidos. Me gusta mucho recuperar sonidos de los 60, del 'garage', del soul, del 'rhythm and blues' o del punk-rock. También suelo buscar entre lo que antes se llamó música independiente y que ahora, salvando excepciones, se ha convertido en algo muy comercial. Hay que encontrar esas excepciones dentro de lo que ahora es la mal llamada música independiente o alternativa. Por ahí van a ir los tiros. No va a haber nada diferente a lo que espere la gente que me conoce.

«No sé si pincharé el himno del Madrid, el que no voy a poner es el del Barça»

«No sé si pincharé el himno del Madrid, el que no voy a poner es el del Barça»

–¿No se le ocurrirá pinchar el himno del Madrid? Qué le veo venir...

–Yo nunca descarto nada. No sé si pincharé el himno del Madrid, el que no voy a poner es el del Barça. Me tomo la música muy en serio y soy de los que hace muy poquitas concesiones a lo que no siento. Si hay que compartir música con tanta gente, esas personas se tienen que creer lo que yo pongo. Pongo lo que siento, lo que me gusta y lo que entiendo que en ese momento encaja con lo que vamos a buscar.

–¿Cree que irán muchos aficionados del Barça a su actuación o Palencia les pilla muy lejos del 'carrer'?

–Me da absolutamente igual. Cuando estoy en un festival, intento huir de todo lo que tiene que ver con el fútbol. Cuando estoy metido dentro del ambiente musical me preocupo poco del fútbol.

–La polémica siempre le ha acompañado como tertuliano y tiene tantos adeptos como detractores. ¿No cree que puede estar algo expuesto al pinchar para tanta gente?

–Seguramente, pero yo eso no puedo evitarlo. Si alguien se niega a aceptar que tengo una pasión muy definida, aunque no sea tan conocido por ella, no puedo hacer nada si alguien piensa que se la estoy intentando clavar. Ese es un problema de la gente. Quien piense que yo estoy intentando aprovechar mi posición para meterme en esto, solo está haciendo un ejercicio de ignorancia. Hay gente muy seria organizando este festival, que sabe que cuando alguien va incluido en el cartel tiene que tener una conexión con la música que va sonar en los conciertos.

«Hablar a Roncero de música es tan efectivo como explicar bioquímica a un gato»

«Hablar a Roncero de música es tan efectivo como explicar bioquímica a un gato»

–¿La conexión que tiene con Roncero en lo futbolístico se extiende también a lo musical?

–Hablar a Roncero de música es tan efectivo como explicar bioquímica a un gato. Le sacas del himno del Madrid y patina, creo que lo pasa mal hasta con el himno de la décima.

–Usted es mucho del 'British Rock'. Y es que en España parece que cuajan mejor los músicos del Reino Unido que los jugadores...

–En España y en Europa en general. Cuesta mucho que un jugador del Reino Unido triunfe fuera. En el caso que nos ocupa, Bale es un producto caducado en el Real Madrid. Hemos esperado demasiado tiempo por este jugador. Yo no dudo de su potencial, pero no hemos podido ver cómo se desarrolla. Pasados los años, hay que pensar ya en otra cosa. El tiempo de Gareth Bale acaba el 30 de junio.

–Vamos, que usted vendería antes a Bale que un vinilo de los Who...

–Por supuesto. De mi discografía hay cosas que se pueden tocar, pero los discos de los Who no se los dejo a nadie. A Bale hay que venderlo ya, pero los Who no tienen cláusula de rescisión, ni falta que hace porque no están en venta.

«Es imposible tener peor gusto musical que un jugador de fútbol de Primera División»

«Es imposible tener peor gusto musical que un jugador de fútbol de Primera División»

–A los Beatles les habrá sacado de su colección, al menos hasta que pase la final ante el Liverpool...

–A los Beatles les escucho de vez en cuando. No he sido un apasionado de ellos, pero me parecen una referencia obligatoria, tanto como el propio Liverpool. Estuve en la final de París en 1981 en la que el Madrid perdió por 1-0 y me hice del Liverpool después de ese partido, en el que estuve con los 'hooligans' vi que miraban a todo lo que tuviera que ver con el Madrid con un respeto casi espiritual. Desde entonces, he tenido una afinidad absoluta. Me gusta y siento ese club. No me va a doler especialmente que pierda el Liverpool la final, pero si la pierde el Madrid, me va a doler un poco menos que en otra circunstancia. Es una final muy especial para mí.

–Pero le va a hacer sudar un poco menos que la de Cardiff, a la que llegó andando tras una promesa...

–No se crea. Hay una posibilidad de hacer algo parecido. Igual que no te puedes ir a Cardiff desde Madrid andando sin parar, hacer algo así hasta Kiev es imposible porque hay 4.000 kilómetros, pero hay otras maneras. Se puede salir de Madrid, llegar a Kiev y vivir algo parecido a lo que hicimos el año pasado. Estamos cerca de hacer un 'Duro camino a Kiev'.

–Ahora parece que todo lo ha invadido el 'reggaeton'. ¿Hay algún jugador del Madrid que valore más un buen 'riff' que un 'perreo'?

–Es imposible tener peor gusto musical que un jugador de Primera División. Escuchan bazofia y no tienen capacidad para salirse del reggaeton. Ese mal gusto es un virus que no tiene antídoto.

–Vamos, que usted no es uno de los que ha retirado su entrada para ver a Maluma en Palencia en septiembre...

–No iría bajo ningún concepto. Todo es discutible en la vida y yo me pregunto una cosa: ¿por qué no se puede estar en contra de la presencia de alguien que genera rechazo a muchas personas? Yo no prohibo la actuación de nadie, pero sí discuto determinadas decisiones. No creo que se les haya perdido nada por Palencia a personajes de ese tipo, que no tienen nada que ofrecer desde el punto de vista musical, salvo provocar que nos vayamos lo más lejos posible de Palencia ese día. Me parece muy bien que le pongan un micrófono, pero me encantaría que no fuera nadie y que le cantase al cielo.

–A usted le pondrán un micrófono el 7 de junio y seguro que dice más 'al carrer' que Maluma eso de 'Baby'...

–Es muy posible que lo diga alguna vez. Estoy acostumbrando tanto a que la gente me lo recuerde permanente que me empieza a salir a mí solo. Estuve un tiempo intentando evitarlo para que no se convirtiera en un soniquete fuera de lugar, pero es que ya por la calle nadie me llama Alfredo, Duro o vikingo, directamente todo el mundo me llama 'al carrer'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos