Acordonan la Plaza del Carmen por riesgo de derrumbe del soportal

Plaza del Carmen acordonada por el riesgo de derrumbe. /Antonio Quintero
Plaza del Carmen acordonada por el riesgo de derrumbe. / Antonio Quintero

Los residentes creen que el Ayuntamiento debe pagar las obras, pero el Consistorio apunta que los vecinos declinaron la mejora hace cinco años

El Norte
EL NORTEPalencia

No es seguro pasar por los soportales de la Plaza del Carmen. El viernes comenzaron a caer cascotes, que se desprendieron del techo, y la dinámica continuó el sábado, razón por la que se ha decidido acordonar la zona para, de esta forma, evitar daños personales en un más que probable nuevo derrumbe.

Las filtraciones de agua pueden ser la causa de este problema, pero los vecinos se muestran sorprendidos de que suceda esto ya que, hace menos de cinco años, se actuó en la zona, aunque solamente se urbanizó la plaza. Desde el Consistorio recuerdan que fueron los propios vecinos los que decidieron no aceptar el proyecto del equipo de gobierno para actuar en los soportales con cargo al ARCU, pero el concejal y portavoz de Ganemos Palencia, Juan Gascón, mostró ya hace meses su preocupación por el hecho de que el alcalde haya contestado que no es responsabilidad municipal sino de la empresa que ejecutó las obras, y que fue directamente contratada por la asociación de vecinos, aunque con la tutela del Ayuntamiento.

Detalle de los desprendimientos de los soportales de la plaza del Carmen. / Antonio Quintero

Parece claro que hay que actuar en la zona para evitar posibles percances, pero el problema reside en determinar quién se debe hacer cargo del coste de las obras, tal y como asegura Carlos del Páramo, presidente del número 22 de la plaza. «No sé quién correrá con los gastos, pero nosotros esperamos que sea el Ayuntamiento porque no deja de ser una parte de la ciudad, aunque ellos se pueden acoger a que esto es algo privado, de una comunidad», explica Páramo.

El cordón que impide el paso a los soportales más cercanos a la calle Fernando el Magno no deja a nadie indiferente. Todo el que pasa por la zona centra su mirada en él y la Plaza del Carmen se ha convertido en un lugar de reunión en el que los vecinos charlan sobre este problema. «Estaba previsto arreglar esto, pero nunca se hizo. Solo hicieron los exteriores, las fachadas, pero deprisa y corriendo», apuntaba ayer una vecina, cuyas palabras fueron corroboradas por el presidente de la comunidad del portal 22, que aseguró que mañana mismo irá al Ayuntamiento a denunciar la presencia de humedades en una de las fachadas que se arreglaron. «Cuando han dado la capa de aislante, han tapado una bajante y con las lluvias de estos días se ha puesto a rebosar y la humedad ha entrado en varias casas», explica Páramo.

Con el desprendimiento de parte la zona superior de los soportales se ha vuelto a reabrir el debate sobre la necesidad de actuar en la zona y los vecinos no parecen dispuestos a sufragar los gastos después del desembolso que hicieron hace solo cinco años. «Pagamos 700 euros y pico por vecino y con ese presupuesto estaba integrado el arreglo de los soportales, pero eso no se hizo», asegura Páramo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos