Absueltos de fraude el alcalde y el secretario de Antigüedad

Calle Mayor de Antigüedad. /G. Alcalde
Calle Mayor de Antigüedad. / G. Alcalde

La Audiencia absuelve también al representante de una empresa eléctrica y a un técnico de la obra de alumbrado por la que les juzgaron

El Norte
EL NORTEPalencia

La Audiencia Provincial de Palencia ha absuelto al alcalde de Antigüedad, al secretario municipal, al representante de una empresa de instalaciones eléctricas y al facultativo de obra de los delitos de fraude y falsedad en documento oficial y mercantil, por unas obras del alumbrado público.

Los cuatro fueron juzgados los pasados días 6 y 7 en la Audiencia acusados de los delitos de fraude y exacciones ilegales, falsedad en documento oficial y mercantil por las obras de renovación y ampliación del alumbrado público en varias calles del municipio en 2010 subvencionadas por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Publicas.

La Fiscalía había pedido dos años y tres meses de prisión y seis años de inhabilitación para empleo o cargo público para el alcalde de Antigüedad. L. F. C. M., por un delito de fraude y exacción ilegal.

Asimismo, había solicitado las mismas penas para el secretario del Ayuntamiento por un delito de fraude y exacción ilegal y otros ocho meses de suspensión de empleo o cargo público por un delito de falsificación de certificados cometido por funcionario público.

También fueron sido juzgados en la Audiencia el representante de la empresa que ejecutó las obras acometidas para ampliar el alumbrado público, acusado también de fraude, y el director facultativo de las mismas por un delito de falsificación de documentos por facultativo por el que la Fiscalía pedía seis meses de multa.

Además, la Abogacía del Estado, personada en el caso, había aumentado la solicitud de pena para el alcalde hasta los ocho años de prisión, quince meses de multa y ocho años de inhabilitación para cargo público, mientras que las defensas habían pedido la libre absolución de todos los acusados.

Los hechos se remontan al año 2009 cuando el Ayuntamiento acordó en pleno municipal solicitar una subvención al Ministerio para acometer las obras de mejora del alumbrado en varias calles de la localidad. La Dirección General de Cooperación Local concedió una subvención de 43.135 euros y en 2010 el Pleno del Ayuntamiento acordó por unanimidad aprobar el proyecto de la obra por importe de 43.134,99 euros.

Al tratarse de un contrato menor de obra, acordaron su adjudicación directa por el Alcalde, aunque previamente a dicha adjudicación se solicitaron varios presupuestos a empresas cualificadas, a la vez que se acordó adjudicar la obra a quien presentase una mejora superior.

La Alcaldía, en cumplimiento de lo acordado, solicitó la presentación de ofertas para participar en la adjudicación del contrato a cuatro empresas, entre las que se encontraba la adjudicataria cuya oferta consistió en ejecutar la obra por 28.800 euros y destinar el resto de la subvención a las mejoras que le encargara el Ayuntamiento.

En diciembre de 2010 la empresa terminó la obra subvencionada justificando el importe de 43.134,99 euros y con posterioridad emitió otras facturas que no tenían relación con esta obra.

De ahí que la Fiscalía sostuviera que se había emitido una factura por un coste muy superior al verdadero coste de la obra con el objetivo de percibir toda la subvención.

Sin embargo, la Audiencia Provincial ha concluido que no hay delito alguno en el procedimiento por lo que ha decidido absolver a los cuatro acusados de todos los delitos que se les imputaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos