Los abogados de Gaspar Arroyo insisten en que una fuga en la válvula provocó la explosión

Público asistente a una de las sesiones del juicio de Gaspar Arroyo./Marta Moras
Público asistente a una de las sesiones del juicio de Gaspar Arroyo. / Marta Moras

La defensa de las víctimas y afectados recalca que los informes de entidades públicas son unánimes e independientes

EL NORTEPalencia

Las acusaciones coinciden en responsabilizar a Gas Natural de la explosión de gas que ocurrió el 1 de mayo de 2007 en la calla Gaspar Arroyo de Palencia y consideran probado que hubo una fuga en la válvula de acometida del edificio número 4 de dicha vía, donde se produjo la explosión.

Además, el letrado de la Asociación de Víctimas y Afectados por la explosión, Martín Ochoa, ha solicitado que se indemnicen los daños morales causados por la catástrofe, durante las conclusiones definitivas expuestas hoy en la duodécima jornada del juicio civil por la explosión de gas de mayo de 2007 que causó nueve muertos, una treintena de heridos, un centenar de damnificados y tres edificios derruidos.

Más información

El letrado de la Asociación de Víctimas y Afectados de Gaspar Arroyo ha considerado suficientemente probadas las causas de la explosión y ha destacado que todos los informes periciales de las instituciones públicas, del CSIC, del INTA y de la Junta de Castilla y León, son "unánimes" y han sido realizados por profesionales independientes.

Según ha expuesto, todos esos informes llegan a la conclusión de que la causa de la explosión "radica" en una fuga de gas natural que formó una bolsa en el interior del número 4 de la calle Gaspar Arroyo, que la fuga estuvo en la válvula de acometida del edificio y que esta válvula no se dañó durante su extracción para hacer las pruebas que demostraron que no era estanca y fugaba.

Además Ochoa ha rechazado uno por uno los "contra informes" de los peritos contratados por Gas Natural y que durante el juicio han tratado de plantear otras hipótesis, descartando una posible fuga de gas natural y apuntando a la posibilidad de la explosión de una bombona de butano en la tercera o cuarta planta del numero 4 de Gaspar Arroyo, según informa Efe.

Ochoa ha cuestionado los informes de esta parte y ha considerado que no se trata de "auténticas pruebas periciales" porque, en la mayoría de los casos no afirman nada con certeza ni llegan a comprobar y demostrar sus propias hipótesis.

"Está suficientemente acreditado que el origen de la explosión es una fuga de gas debido al mal estado de la válvula y la mala conexión de la válvula con el tubo de polietileno", ha resumido Martín Ochoa.

Además el letrado considera que también se ha acreditado la falta de control preventivo por parte de Gas Natural en sus instalaciones, ya que ni siquiera los seguimientos bianuales que marca la normativa "fueron completos y se hicieron en toda la red".

Sobre todo, cuando Gas Natural había registrado siete incidencias el año anterior a la explosión, dos de ellas en la misma calle, y una concluyó con la sustitución de la válvula del número 7, que era igual a la del numero 4, porque estaba mal, pero no se investigó la causa de la fuga ni se revisaron el resto de válvulas de la calle, ha dicho.

Ha reclamado indemnizaciones por daños morales para todos los afectados por la explosión, por "el sufrimiento, el dolor y la angustia" que les ha supuesto la pérdida de familiares, de su casa, de sus objetos personales y de sus recuerdos.

Ha cuantificado las indemnizaciones en mil euros al mes, e irían desde los 3.000 euros para las personas que estuvieron fuera de sus casas los tres meses que duraron las obras para garantizar la seguridad de los edificios afectados por la explosión, hasta los 38.000 euros de aquellos que tuvieron que esperar a que se reconstruyeran totalmente los tres bloques derruidos.

El resto de letrados de la parte demandante se han expresado en la misma línea en sus conclusiones y han considerado como "hechos probados" que hubo una fuga de gas, que su origen estuvo en la válvula de acometida, que esta pieza se extrajo con "la máxima diligencia" y siguiendo las indicaciones de Gas Natural y que la fuga se produjo en el subsuelo ya que los primeros testigos vieron salir columnas de fuego del suelo.

Mañana expondrán sus conclusiones los letrados de Gas Natural que precisamente ayer registraron un escrito en el Juzgado alegando que las indemnizaciones solicitadas por los demandantes son excesivas y reduciendo las cuantías para pagar en caso de condena.

Fotos

Vídeos