Calma chicha en el PP de Palencia

Fernández Carriedo vota en las primarias regionales.
Fernández Carriedo vota en las primarias regionales. / Marta Moras
  • Los populares palentinos se mantienen a la espera hasta conocer las intenciones de Carlos Fernández Carriedo sobre su posible continuidad al frente del partido

Tras los recientes anuncios de Ramiro Ruiz Medrano en Valladolid y de Fernando Martínez-Maillo en Zamora de no volver a optar al cargo de presidentes provinciales de PP, muchas de las miradas se han dirigido al palentino Carlos Fernández Carriedo, otro presidente histórico, cuya continuidad queda en el aire tras la aprobación de los nuevos estatutos del Partido Popular, que fueron confeccionados para el pasado congreso nacional por el propio Martínez-Maillo.

En el artículo 10, se establece un régimen de incompatibilidades para evitar la acumulación de cargos, que imposibilita, en principio, a Carlos Fernández Carriedo volver a optar a la presidencia del Partido Popular de Palencia, puesto que ocupa un cargo en el gobierno autonómico, como consejero de Empleo. Los estatutos especifican que «los presidentes y secretarios generales provinciales e insulares del partido solo son compatibles con cargos de representación institucional en corporaciones locales y provinciales, en parlamentos autonómicos y el Senado», lo que excluye a los miembros de un gobierno regional, como es el caso de Fernández Carriedo.

Sin embargo, ese articulado también recoge la creación de una Oficina del Cargo Popular, que debe velar por la aplicación de las incompatibilidades y las posibles reclamaciones. En este sentido, se indica que «la autorización de excepciones que, en supuestos extraordinarios, puedan demandar los intereses generales del partido serán aprobadas por el Comité Ejecutivo Nacional previo informe motivado de la oficina».

Y a éste es el clavo al que se mantiene, por el momento, aferrado en bloque el PP palentino, en el que la consigna general es mantenerse fieles a Carlos Fernández Carriedo como único candidato a la presidencia. Todos los cargos consultados insisten en que el consejero de Empleo sigue siendo la mejor opción para dirigir el PP de Palencia, y la gran mayoría se muestran confiados en que la ejecutiva nacional será consciente de esta demanda provincial, en el caso de que se tenga que tramitar una posible excepción estatutaria para Palencia.

Porque otro convencimiento generalizado es el de que Carlos Fernández Carriedo quiere seguir al frente del PP palentino, a pesar de que el interesado no se haya pronunciado aún públicamente. El dirigente popular insiste reiteradamente en que no debe hablarse de algo que todavía ni siquiera existe, en referencia a que el congreso del PP de Palencia aún no se ha convocado. Sin embargo, la reunión de la junta directiva provincial que debe formalizar esta convocatoria está ya a la vuelta de la esquina.

Será entonces cuando Carriedo termine de deshojar la margarita y opte por trasladar formalmente la petición a la Oficina del Cargo Popular para que se la conceda una excepción o se decida por renunciar como han hecho Ruiz Medrano o Martínez-Maillo.

La opinión generalizada de los populares palentinos es que intentará continuar y así le animan mayoritariamente. El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, ha hecho ya de forma pública y el resto de los consultados, aunque, en muchos casos prefieren no definirse abiertamente, siempre recuerdan que forman parte del equipo de Fernández Carriedo, como ha hecho la presidenta de la Diputación y secretaria general del partido, Ángeles Armisén, a quien en diversos círculos y publicaciones sitúan como sucesora de Carriedo, siempre que este no quiera o no se le permita presentarse a la reelección.

Y en este estado de calma, de falta casi absoluta de movimientos internos, se encuentra el PP palentino. Unido, de momento, en torno a la figura de Fernández Carriedo, a la espera de conocer cuál serán sus siguientes pasos.

Las dudas surgen cuando se piensa en un PP sin la figura de consenso del actual presidente provincial. ¿Surgirán entonces nuevos candidatos o se optará por respetar la actual estructura de mando y mantener a Ángeles Armisén como sucesora natural.