La Junta tomará como referente la guía de Palencia de apoyo a las víctimas del medio rural

Participantes en la jornada, esta mañana en la Escuela de Enfermería.
Participantes en la jornada, esta mañana en la Escuela de Enfermería. / El Norte
  • Una jornada trata de reforzar la formación de los profesionales que trabajan contra la violencia de género

La Junta de Castilla y León tomará como referente para el resto de provincias de la comunidad la guía elaborada de forma pionera por la Diputación de Palencia para orientar y ayudar a los coordinadores de caso en el proceso de apoyo a las víctimas de violencia machista en el medio rural.

La directora general de la Mujer, Esperanza Vázquez, y la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, han inaugurado hoy en Palencia una jornada de formación del nuevo modelo contra la Violencia de Género dirigida a los responsables de los CEAS, trabajadores de Servicios Sociales de la Diputación y de la Junta de Castilla y León.

Vázquez ha asegurado que se está trabajando de forma muy coordinada con las diputaciones provinciales para dar respuesta a las víctimas del medio rural, que preocupan especialmente dentro de este modelo que busca «la cercanía» con las víctimas, según informa Efe.

En este sentido, se ha referido al papel del coordinador de caso, como el personal de referencia que ayuda a la víctima en todo el proceso para salir de la situación de violencia, y ha subrayado la importancia que tiene la formación de estos profesionales que deben conocer todos los recursos de que se dispone para guiar a las víctimas.

Ahí es donde ha destacado iniciativas como la guía elaborada por el departamento de Servicios Sociales de la Diputación de Palencia, una guía pioner en Castilla y León, que orienta a los coordinadores de caso y que, según ha adelantado Vázquez, «servirá de referencia para el resto de provincias de la comunidad».

Se trata de una guía que da un paso más dentro de las publicaciones de la Junta de Castilla y León en este campo y que aterriza dentro de cada provincia, estableciendo un procedimiento general para orientar a los profesionales.

En ella, se recogen todos los recursos que hay en la provincia para que los profesionales sepan a dónde deben dirigir a las víctimas en función de sus necesidades concretas, centros de acogida, con quien contactar en caso de emergencia, ayudas económicas o viviendas, entre otras cuestiones.

En general, esta guía responde a la necesidad de «homogeneizar» todo el proceso de atención en una situación de violencia, de forma que los coordinadores de caso conozcan todos los recursos que existen y los pasos que tienen que dar en cada caso, ha puntualizado la diputada de Servicios Sociales, María José de la Fuente.

«De esta forma todas las mujeres tienen la misma atención y no se pierde ningún recurso que se pueda poner a su alcance», ha agregado a Efe.

Algo fundamental para apoyar en igualdad de condiciones a las víctimas de violencia machista en el medio rural que, según ha precisado la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisen, se encuentran con más dificultades a la hora de denunciar porque viven en núcleos más pequeños donde se conocen todos los vecinos.

Por eso, ha asegurado que hay que seguir trabajando en la prevención, la formación y la atención a las víctimas a través de este modelo de Violencia Cero que se ha implantado en la provincia de Palencia a través de once Ceas y 31 profesionales que garantizan una mayor proximidad y la atención a las víctimas en su lugar de residencia.