Los ecologistas exigen a la Junta que rectifique en su gestión contra los topillos

Huras de topillos en Tierra de Campos.
Huras de topillos en Tierra de Campos. / Antonio Quintero
  • El Ministerio ha aprobado la ampliación hasta el 30 de abril el uso de rodenticida en Tierra de Campos, la Valdavia y el Cerrato

Las asociaciones ambientales del Programa Antídoto califican de carentes de toda veracidad unas declaraciones de la consejera de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, en las que acusa a los grupos ecologistas de haber realizado «presiones judiciales» en el tema de los topillos. Las ONG aclaran que se limitan a ejercer su derecho a recurrir a los tribunales, ya que las administraciones no escuchan sus peticiones y siguen insistiendo en usar el veneno y las quemas aunque no sea necesario e incluso contraproducente.

Los ecologistas dicen que la consejera también ha afirmado que la declaración de plaga de topillos se basa en estudios rigurosos. Sin embargo, para estas asociaciones, el informe pericial enviado por la Junta al Tribunal Superior de Justicia y que éste ha tenido en cuenta para desestimar la paralización cautelar del reparto de veneno, no refleja la realidad, continúa ocultando información precisa sobre los procedimientos que usa la Junta para determinar cuando hay que actuar y no contesta a distintos aspectos clave de nuestra demanda.

«La Junta tampoco es capaz de aportar datos que muestren que estamos en situación poblacional de plaga. Su afán por continuar ocultando información al respecto tampoco nos resulta nada tranquilizador y las declaraciones recientes de asociaciones de agricultores reconociendo que la actividad de los topillos se ha reducido en el área más conflictiva (Tierra de Campos de Valladolid y Palencia) también muestran que de nuevo se está cometiendo el mismo error de estos años atrás, es decir poner veneno cuando las poblaciones de roedores ya están reduciéndose por sí mismas. Afortunadamente, son cada más los agricultores responsables que no están usando el veneno en la medida que había calculado la Junta», señalan en un comunicado.

Por otro lado, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha dado el visto bueno a ampliar hasta el próximo 30 de abril el uso de producto rodenticida formulado con bromadiolona ante el incremento de población de topillos en algunas zonas de Castilla y León.

A petición de la Dirección General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias de la Junta, el Ministerio dictó el pasado 10 de marzo una resolución por la que se modifica la anterior resolución que declaró plaga de topillos, inicialmente en siete zonas, con la adhesión ahora de once comarcas nuevas y la ampliación del periodo de la autorización excepcional hasta el 30 de abril.

De este modo, las comarcas agrarias autorizadas para el uso de rodenticida para el control del topillo campesino en Palencia son Campos, Saldaña-Valdavia y Cerrato.

Los agricultores interesados en la utilización del producto rodenticida en las parcelas de su explotación lo solicitarán a través de la Junta agraria local, Ayuntamiento o Entidad local menor que deberán cumplir con las condiciones y requisitos establecidos en la Resolución de 12 de diciembre de 2016. Se establece como fecha límite para presentar la solicitud de utilización del producto rodenticida el día 12 de abril de 2017.

La aplicación localizada y selectiva de producto rodenticida formulado con bromadiolona responde a una medida fitosanitaria para la prevención y control de la plaga del topillo campesino 'Microtus arvalis' en las comarcas agrarias de Castilla y León donde el programa de evaluación de las poblaciones existentes había identificado riesgos derivados de su presencia.