Tabanera de Cerrato quiere reabrir el colegio

Nuevos vecinos de Tabanera de Cerrato posan juntos en el municipio hace un año.
Nuevos vecinos de Tabanera de Cerrato posan juntos en el municipio hace un año. / LUIS ANTONIO CURIEL
  • La población ha crecido de 120 a 148 vecinos, entre ellos 8 niños que acuden a clase a Torquemada

El Ayuntamiento de Tabanera de Cerrato ofrece una vivienda con un alquiler social a una familia con al menos dos niños para poder reabrir el colegio, cerrado desde hace más de 30 años, y despertar la vida en este pueblo de la comarca cerrateña. Son 148 habitantes y no se resignan a ver morir su pueblo aquejado por los males modernos, la despoblación y el envejecimiento, así que se han propuesto repoblarlo, y, por extraño que parezca, en los últimos años han conseguido crecer y rejuvenecer.

Mucha culpa de ello tiene el Ayuntamiento y su alcaldesa, María Luz Iscar, la Asociación Cultural de Tabanera, y la Universidad Rural del Cerrato, que decidió hincar su sede en esta tierra de cerros y bodegas para acompañar y animar a los que, en tiempos urbanos, deciden apostar por la vida rural.

En poco tiempo, han conseguido que la población pase de 120 habitantes a 148 y que el número de parejas jóvenes que se han asentado en el municipio rebajan la edad media del pueblo a base de imaginación y de iniciativas de todo tipo. La última es un anuncio municipal ofertando vivienda de 70 metros cuadrados a cambio de un alquiler social de 80 euros, para enganchar a familias con niños en edad escolar que quieran vivir en el pueblo, según informa Efe.

Un reclamo con el que el Ayuntamiento de Tabanera pretende incrementar el número de niños que hay en el pueblo para poder reabrir las escuelas y de paso demostrar que «las familias se quedan en los pueblos si hay servicios para sus hijos» y que «los pueblos también son atractivos para vivir», ha manifestado a Efe la alcaldesa, María Luz Iscar.

Y es que, a día de hoy, los ocho niños que hay en Tabanera en edad escolar tienen que desplazarse en autobús hasta Torquemada para ir al colegio, un trayecto que les lleva 40 minutos de ida y otros 40 de vuelta, sumados a la jornada escolar que empieza a las nueve de la mañana y termina a las cinco de la tarde. «Como es lógico, las familias quieren que sus hijos se queden en el pueblo», ha asegurado la alcaldesa a Efe.

Y para eso, solo habría que reabrir las escuelas que llevan cerradas más de 30 años porque Tabanera se quedó sin niños. Y aunque eso es algo que puede hacerse ya, porque tienen niños suficientes para abrir la escuela, no son suficientes para darle continuidad en todos los cursos y poner en marcha todo el ciclo completo de la ESO.

Por eso, necesitan una familia con dos niños en edad escolar que asegure la continuidad de la escuela, para que no se abra y se vuelva a cerrar, y así atraer a otras familias con hijos que están mirando hacia este pueblo pero que no dan el paso si antes no se les garantiza que habrá colegio.

De hecho, hay hasta cuatro familias con hijos que tienen intención de irse a vivir a Tabanera pero no se deciden porque no hay escuela, ha explicado la alcaldesa, una vallisoletana que predicó con el ejemplo y desde hace tres años vive con sus tres niños en este pueblo, donde además tiene una granja de caracoles y un mariposario.

Hasta las instalaciones tiene preparadas el Ayuntamiento en unos locales municipales que han sido rehabilitados a través de un programa de la Junta de Castilla y León, Rehabitare, y que ha convertido las antiguas viviendas de los maestros, en el local que alojará la futura escuela y la vivienda que ahora se alquila. «Si abrimos el colegio la gente que hay se va a quedar y otras familias van a venir», ha asegurado la alcaldesa.

Así que, por intentarlo que no quede, y ahí está el anuncio de una vivienda de dos habitaciones, cuarto de baño, cocina y salón, totalmente amueblada y a estrenar, esperando a la familia que salve el colegio y arrastre a otras a apuntarse a la vida rural.

Y no solo eso, porque además de las actividades, cursos y talleres que ofrece la Universidad Rural del Cerrato, el Ayuntamiento de Tabanera ofrece apoyo al emprendimiento a todas las mujeres que quieran encontrar aquí, en medio del Cerrato, su lugar en el mundo.