La obra de mejora del regadío del Valdavia se licita por trece millones

  • El proyecto se ha publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León

La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León publicó ayer en el Boletín Oficial de la comunidad la resolución de la Dirección General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias en la que se aprueba definitivamente un proyecto para la zona regable del río Valdabia y cuyo presupuesto base de licitación es de 13.065.9023 euros

El proyecto, denominado ‘Toma, conducción principal y balsas de la zona regable del Río Valdavia’, tiene por objeto el regadío de 1.700 hectáreas en la zona regable del cauce repartidas en 800 hectáreas en el municipio de Abia de las Torres, 700 hectáreas en Castrillo de Villavega, 150 en Osorno y 50 en Bárcena de Campos.

El objetivo de las obras, declaradas de interés general, es el regadío de esta zona agrícola, desde la presa de Villafría, mediante un sistema de balsas y conducciones de agua por donde circula el río impulsado por su propio peso, ahorrando a los agricultores el mantenimiento eléctrico, ya que no necesita estación de bombeo.

El proyecto contempla la implantación de la toma de agua desde la presa de Villafría, atravesada por el río Valdavía. La toma, que en sus primeros metros de recorrido lo hace a través de río, conecta con la conducción principal que traslada el agua mediante un sistema de riego a la demanda, con presión natural, hasta dos balsas ubicadas en la zona de regadío, desde las que se riega las 1.700 hectáreas. Incluye las obras del azud de captación, las balsas de regulación y la tubería de la conducción principal.

Mínimo consumo energético

Estas obras son esenciales para mantener, consolidar y dinamizar las explotaciones agrícolas de la zona, con el desarrollo de nuevos cultivos de regadío y regularizar las producciones de los cultivos ya implantados en el secano, reduciendo al mínimo el consumo energético y lograr el asentamiento de la cabaña ganadera, lo que va a posibilitar el mantenimiento de la población rural existente.