video

Alumnos de cinco años, durante una clase. / A. Quintero

Dos décadas de apuesta por el inglés en el colegio Tello Téllez de Palencia

  • El programa British Council cumple veinte años en un centro donde la educación inclusiva para discapacitados motóricos es clave

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Hace dos décadas, cuando el bilingüismo asomaba tímidamente en el planteamiento académico de algunos colegios de Educación Primaria, el colegio Tello Téllez de Palencia se embarcaba en el British Council, un arriesgado programa que apostaba sobre todo por el inglés. Veinte años después, la demanda supera cada año a la oferta de plazas en este centro, situado en el corazón del barrio de San Antonio, que se ha convertido en un referente para muchas familias. «Veinte años después, creo que se puede decir que el programa ha sido un éxito. También genera algunas cuestiones en contra, como las dificultades que conlleva para algunos alumnos incorporarse en cursos superiores al no tener el hábito de recibir las clases en inglés», explica el director, Segundo Fernández Morate.

galería de fotos

  • Colegio Público Tello Téllez en Palencia

El colegio Tello Téllez tiene actualmente 438 alumnos, el máximo que le permite la ley. El programa British Council se inicia en Infantil, con un 30% del horario lectivo en inglés, y el porcentaje va creciendo en horas y en áreas a medida que se avanza en los cursos de Primaria.

¿Y qué tiene de especial el British Council?. «No se aprende inglés, sino que se aprende en inglés. Se trata de un planteamiento en el que partimos de que el inglés no es una lengua muerta, sino viva. Hablamos en inglés, los niños preparan temas y se los exponen a sus compañeros en inglés. En definitiva, se habitúan a hablar en inglés y a escuchar en este idioma, que es la base de lo que luego aprenden», afirma el director. Además del profesorado del centro, cuatro asesores lingüísticos apoyan este trabajo, que posteriormente se evalúa en Madrid junto al resto de los colegios de todo el país que aplican el British Council en una prueba en la que el Tello Téllez ha obtenido hasta ahora muy buena nota. «Nuestra apuesta por el inglés ha sido total. De hecho, las dos líneas que hay de cada curso de Infantil y Primaria se dan en inglés, no se ofrece una alternativa. Por eso, a veces es complicado para algunos niños incorporarse en cursos superiores», sostiene Fernández Morate. Teatro, cuentacuentos, cine, la feria del libro en inglés... diversas actividades en la lengua británica complementan un programa en el que los niños también cobran un protagonismo especial cada vez que exponen sus trabajos a sus compañeros en inglés. «Intentamos complementarlo con intercambios con otros países, cuando ha sido posible, conexiones a través de internet con otros centros y otras iniciativas similares».

Además del programa British Council, si algo caracteriza al colegio Tello Téllez en la capital palentina es que se trata de un centro inclusivo, centrado fundamentalmente en alumnos con una discapacidad motórica. Para ello, cuenta con los servicios de fisioterapeuta, Pt o enfermera, que atienden las necesidades que puedan plantear este tipo de alumnos. «Es algo muy enriquecedor para todos, porque el resto de los compañeros aprenden también a convivir con niños que sufren algún tipo de discapacidad y a conocer sus necesidades», aseguran desde la dirección.

Las actividades de convivencia, que van más allá de los límites físicos del colegio para integrarse en un barrio, el de San Antonio, al que siempre ha estado ligado, conforman otra de las características del centro. El colegio Tello Téllez comenzó a funcionar en 1963 como continuidad de las conocidas Escuelas Anejas, que eran un colegio de niños, y mas tarde se fusionó con el centro femenino que había en el barrio, el María de Molina. Desde entonces, la innovación ha sido su principal seña de identidad, «ahora jugamos mucho también con las nuevas tecnologías de la información aplicadas al aula», apuntan. Todo ello les permite cada año tener una demanda muy superior a la oferta.