Indemnizan con 40.000 euros a una familia de los fallecidos en Naveros de Pisuerga

La Guardia Civil trabaja en el lugar del accidente, ocurrido en agosto de 2012, con seis muertos.
La Guardia Civil trabaja en el lugar del accidente, ocurrido en agosto de 2012, con seis muertos. / EL NORTE
  • El TSJ condena a la Diputación de Palencia al entender que la conservación de la carretera era deficiente

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha estimado parcialmente el recurso de un familiar de dos fallecidos al caer su coche al Canal de Castilla en 2012 y ha condenado a la Diputación de Palencia a indemnizarle al entender que la conservación de la carretera era deficiente, según informa Efe.

La sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, a la que ha tenido acceso Efe, ha estimado en parte el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Palencia dictada en abril de 2016.

Dicha sentencia consideraba ajustado al ordenamiento jurídico el acuerdo de la Junta de Gobierno de la Diputación de Palencia, en el que se le denegaba la reclamación de indemnización de 150.000 euros al demandante por el daño moral padecido por la muerte de su esposa y de su hija en el accidente de tráfico sucedido en agosto de 2012 en la carretera PP-6122, en término municipal de Naveros de Pisuerga (Palencia), al caer el coche en el que viajaban al Canal de Castilla.

Ahora, el TSJ anula ese acuerdo de la Diputación de Palencia y declara que la institución provincial debe indemnizar al recurrente con la cantidad de 40.000 euros, más los intereses legales desde la fecha de la interposición de la reclamación administrativa, sin costas en ninguna de las dos instancias.

La Sala considera que en el accidente de tráfico, en el que murieron seis personas, y que ocurrió a la altura de la esclusa número 13 del Canal de Castilla, en la Carretera Provincial PP-6112 en el término municipal de Naveros de Pisuerga concurrieron varias circunstancias. Entre ellas, la ausencia de las líneas de borde de la calzada en el tramo curvo, así como la falta de algún panel de balizamiento y el mal estado de los captafaros de la barrera de seguridad del margen derecho, pero también la velocidad del vehículo en el momento de salirse de la vía que debió ser superior al límite señalizado.

Además, apunta la sentencia a la inexistencia de anclaje del extremo de la valla de seguridad al pretil de piedra del puente sobre el Canal de Castilla, «lo que muy probablemente hubiese evitado que el turismo se precipitara al lecho del canal».

«En las causas por las que no minoró la velocidad a tiempo para evitar la salida de la calzada y la caída al Canal de Castilla incidió la deficiente señalización de la carretera existente, tanto que no pudo percatarse a tiempo del trazado de la curva, adaptando su velocidad y el radio de giro de la curva, o pudiendo realizar la necesaria maniobra de frenado y/o corrección de la trazada», señala la sentencia.

Además, recuerda que corresponde al titular de la vía, en este caso la Diputación de Palencia, la responsabilidad del mantenimiento de la misma en las mejores condiciones posibles de seguridad para la circulación y la instalación y conservación en ella de las adecuadas señales y marcas viales.

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, ha asegurado que los servicios jurídicos de la institución están estudiando la posibilidad de interponer recurso de casación y que en caso de no hacerlo, será el seguro de responsabilidad patrimonial que tiene la Diputación el que afronte la cuantía económica.