El Ayuntamiento de Palencia estudia recurrir al Supremo el fallo del TSJ sobre la retirada de símbolos franquistas

Placa con el yugo y las flechas en las viviendas sindicales de San Juanillo.
Placa con el yugo y las flechas en las viviendas sindicales de San Juanillo. / M. DE LA FUENTE
  • El alcalde, Alfonso Polanco, afirma que «hay que salvaguardar los intereses de colectivos y personas»

El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, ha asegurado este viernes que no descarta recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que obliga al Ayuntamiento de Palencia a cumplir la Ley de la Memoria Histórica y retirar el nombre de determinadas calles y símbolos franquistas.

Alfonso Polanco ha indicado que los servicios jurídicos estudiarán el contenido de la resolución del TSJ y «ver la posibilidad de apelación». El alcalde ha indicado que «hay que tratar de salvaguardar los intereses de colectivos y personas», en alusión a nomenclaturas de calles de personas vinculados a Palencia como el obispo Manuel González, Abilio Calderón o Hermanos López Franco, y al hecho de que «hay sectores que consideran que no deben modificarse». Alfonso Polanco hay añadido que, si se cambian, ha que estudiar qué nuevos nombres se ponen a las calles, de forma que no susciten rechazo ni polémica.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha dictado una sentencia en la que desestima el recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento de Palencia contra la sentencia dictada el 15 de abril de 2016 por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 1 de Palencia en la que se condenaba al Consistorio capitalino a adoptar las medidas oportunas para la retirada de los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura.

La sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 1 de Palencia también condenaba al Ayuntamiento de Palencia a cambiar del nombre de las calles Hermanos López Franco, Santa María de la Cabeza, Conde de Vallellano, Ricardo Cortés, Obispo Manuel González y Abilio Calderón Rojo, además de retirar del barrio de San Juanillo, en las calles Infanta Catalina y Alonso París, las placas de la Delegación de Sindicatos con un gran escudo fascista, así como de cuantas viviendas de toda la ciudad que tengan la placa del Instituto Nacional de la Vivienda por tener el escudo fascista.