Radar instalado en uno de los tramos de la CL-615.
Radar instalado en uno de los tramos de la CL-615. / Antonio Quintero

Los radares jalonan ya la CL-615 ante la resignación de Guardo

  • Los vecinos y alcaldes de la comarca no renuncian a las reivindicaciones de mejora del firme de la carretera, más señalización y barreras contra la invasión de animales

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La comarca de Guardo, la que más oposición ha mostrado a la instalación de los radares de tramo en la carretera CL-615 (que une Palencia con Guardo), parece resignarse a que prácticamente la totalidad del trazado vaya a estar controlado por los radares, pero no olvida las promesas realizadas por la Junta. Una de las peticiones de los habitantes de la comarca es la reparación del firme de la calzada, en mal estado desde el comienzo de la crisis.

Después de entregar las firmas y las solicitudes de los vecinos al delegado de la Junta en la reunión que mantuvieron con él alcaldes y representantes políticos en el municipio de Saldaña, se recogió también los compromisos a los que se llegaron con la administración regional. La Junta, además de tomar parte en la experiencia pionera de pintar una línea verde y poner numerosos radares de tramo, debía mejorar el firme de la carretera, así como la señalización y poner barreras protectoras y medidas que evitasen la invasión de la calzada por parte de los animales.

«Desde el Ayuntamiento, con el resto de alcaldes de municipios afectados, mantuvimos reuniones con la Junta y les dimos las firmas de nuestros ciudadanos. Ellos se comprometieron a iluminar zonas de baja visibilidad, a mejorar el firme e instalar ahuyentadores de animales. A día de hoy se están poniendo los radares, pero estas medidas no las estamos viendo», comentaba ayer el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Velilla del Río Carrión, Pablo Abad. «Vamos a exigir que sus compromisos los cumplan, y pediremos responsabilidades si no los cumplen», aseguraba.

Por su parte, el alcalde de Guardo, Juan Jesús Blanco, explicaba ayer que «la DGT pondrá radares o las medidas que considere oportunas. Lo va a hacer sí o sí, pero nosotros vamos a exigir que la Junta cumpla con sus compromisos», aseguraba.

«Nos parece bien que velen por nuestra seguridad, pero tienen que tomarse otras medidas para que veamos que realmente velan por nuestra seguridad. Entre esos compromisos estaba la renovación de la señalización y del firme, algo que hemos propuesto también los procuradores. Esperamos que se haga más pronto que tarde», indicaba el alcalde de Guardo, que intentaba quitar hierro al temor que pueda tener la gente. «La velocidad a la que va a multar es superior a la de la vía, por lo que la gente no tiene que tener miedo», aseguraba.