Un momento de la asamblea del viernes en Aguilar.
Un momento de la asamblea del viernes en Aguilar. / Nuria Estalayo

Aguilar se movilizará para reclamar el uso del hospital de Reinosa

  • La plataforma por la sanidad pública comarcal Anhelo demanda un mejor servicio y un convenio con Cantabria

Mantener la recogida de firmas y convocar movilizaciones para reclamar la mejora el servicio sanitario en la zona norte de la provincia fueron las decisiones que se tomaron en la asamblea sobre salud, que se celebró en Aguilar de Campoo el pasado viernes.

La reunión fue convocada por Anhelo, la plataforma por la sanidad pública comarcal y apoyada por otras plataformas de similar índole de Valladolid, Palencia y Guardo. Al encuentro asistió Mercedes Boix, la que fuera candidata de Izquierda Unida a la Presidencia de Cantabria, y María José Barrio, delegada comarcal de Comisiones Obreras en Campoo. En sus intervenciones hablaron sobre la situación del hospital Tres Mares de Reinosa, en el que los vecinos del norte palentino y también burgalés desean ser atendidos, por lo que demandan la firma de un convenio entre ambas Comunidades Autónomas.

La primera propuesta para la firma de un convenio con la comunidad cántabra con el fin de que los castellanos y leoneses puedan utilizar el hospital campurriano se remonta al año 2004, cuando la procuradora socialista María Begoña Núñez Díez planteó a la Junta de Castilla y León esta iniciativa de colaboración.

Según mantiene el portavoz del grupo municipal del PSOE en Aguilar, Manuel Merino, «las Cortes rechazaron en 2006 la moción socialista que solicitaba establecer un convenio con Cantabria para que los habitantes de los municipios palentinos y burgalés limítrofes puedan recibir atención sanitaria en el Hospital Tres Mares». Merino recuerda además que el hospital de Reinosa se construyó para dar servicio a unos 50.000 habitantes, de modo que en su proyecto inicial ya se contaba con los usuarios de los municipios palentinos y burgaleses, indica.

También objetivo cántabro

Tras estas primeras propuestas y rechazos, múltiples han sido las peticiones sobre el mismo asunto durante los últimos 12 años. El objetivo sigue vigente y es un propósito que persiguen diferentes asociaciones y grupos políticos de las dos autonomías. Desde las plataformas palentinas se sigue luchando para poder hacer uso del hospital cántabro buscando que con el apoyo de la comunidad de Castilla y León aumenten en cantidad y calidad los servicios que presta actualmente, y que puedan beneficiarse de un mejor servicio sanitario todos, burgaleses, palentinos y también cántabros, que también demandan este convenio. Así lo recogía el año pasado El Diario Montañés, señalando que los ciudadanos cántabros no quieren que los quirófanos de Reinosa se queden cerrados y que desean que aumente la cirugía ambulatoria, tanto de Oftalmología como de Traumatología y Urología, entre otras solicitudes.

Y como defendía Barrio, con el acuerdo entre Cantabria y Castilla y León, «se lograría poner en valor el hospital, rentabilizar la inversión realizada y dotar a los vecinos de Campoo de mejores servicios».