El Norte de Castilla

La gripe merma las donaciones de sangre en Palencia y reduce las reservas

Un hombre se somete a una extracción.
Un hombre se somete a una extracción. / ANTONIO QUINTERO
  • La Hermandad alerta a los palentinos y promueve este domingo una jornada extraordinaria de extracciones en la Calle Mayor

La elevada incidencia de la gripe en estas últimas semanas ha mermado las donaciones en Palencia. La Hermandad ha concluido que muchos de los donantes activos están aquejados por la gripe, sobre todo los de mediana edad, por lo que el Centro de Hemoterapia y Hemodonación se ha visto obligado a acudir al banco de reservas. Así, la situación ha pasado a ser de cierta preocupación y nuevamente la Hermandad de Donantes, presidida actualmente por José Alberto de Castro, ha lanzado un mensaje de alerta.

Y también se ha puesto manos a la obra y ha organizado para este domingo una campaña extraordinaria en la Calle Mayor. La unidad móvil se instalará en la Calle Mayor, en las inmediaciones del Monumento a la Mujer, de 9:00 a 14:00 horas, para recabar el apoyo de los palentinos, «principalmente de los jóvenes», destaca el presidente de la hermandad.

El perfil medio del donante actual en Palencia oscila entre los 25 y los 35 años y no hay grandes diferencias entre hombres y mujeres. También se logran importantes cifras de donaciones en los desplazamientos de la unidad móvil a céntricas calles o administraciones públicas, donde las cifras se incrementan.

Las extracciones de la jornada complementarán otras jornadas intensivas que promueve el Centro de Hemoterapia en colaboración con la Hermandad, como el reciente maratón organizado en la Diputación. Además, constantemente intensifican las campañas de donación en dos frentes fundamentales: los pueblos y los jóvenes, por otro. «Ya estamos llevando a cabo charlas y campañas de concienciación en colegios e institutos y estamos metidos en la Universidad.

Las donaciones de sangre que se registran en la provincia de Palencia permiten autoabastecerse y suelen ser suficientes para responder a la demanda de plasma. Sin embargo, la Hermandad insiste en que nunca hay que bajar la guardia porque las necesidades pueden incrementarse en cualquier momento y, sobre todo, porque es fundamental ser solidario y atender las demandas de otras provincias.