Los agricultores de Palencia temen una plaga de topillos durante la primavera

 Agujeros que evidencian la presencia de topillos en una tierra.
Agujeros que evidencian la presencia de topillos en una tierra. / ANTONIO QUINTERO
  • Los profesionales culpan de forma unánime a la Junta de no adoptar medidas preventivas y no afrontar el problema

«Nos tememos lo peor. Si el foco de topillos no se trata en condiciones, puede ocurrir como aquella campaña de hace una década, que fue una plaga absolutamente desastrosa». Esta opinión del responsable de UPA, Domiciano Pastor, es ratificada por todos los responsables de organizaciones agrarias. Y también todos son unánimes al apuntar a un culpable: la Junta de Castilla y León. «Ya se ven parcelas con muchísimo daño. La Junta sigue sin dar una solución efectiva, solo propone un herbicida que debe aplicar el propio agricultor de una forma imposible. Es una solución que llega tarde, mal y es insuficiente. Parece mentira que diez años después de aquella gran plaga, la administración no haya sido capaz de buscar cómo se puede solventar este problema», apunta Honorato Meneses, de Asaja.

Los topillos son también el argumento central de todas las quejas de David Tejerina, responsable de Coag. «Campan a sus anchas y la ausencia hasta ahora de grandes heladas y nevadas provoca su extensión a más zonas. Debiera haberse buscado una solución previa», indica.

Todas las organizaciones apuntan a que la quema de algunas rastrojeras y las cunetas hubiera sido una buena previsión inicial. Para los profesionales del campo, la solución que propone la administración de situar herbicidas en pequeñas bolsas a lo largo de los cultivos es absolutamente inviable. «La Junta no ha hecho lo que tenía que hacer y, como no actúe ahora con rapidez y con propuestas que se puedan llevar a cabo, nos tememos una evolución en la cifra de topillos que explosione cuando llegue la primavera», agrega Juan Manuel González Palacín, de UCCL.

De momento, la Junta ya ha admitido que se trata de una plaga, aunque las medidas que propone no convencen a ningún agricultor.