La Traserilla apuesta por las legumbres

Miguel Sánchez en la presentación del menú.
Miguel Sánchez en la presentación del menú. / Antonio Quintero
  • Miguel Sánchez propone un menú donde las alubias y lentejas se combinan con productos de mar y se completan con atractivos segundos

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El restaurante La Traserilla ha convertido a las legumbres en las auténticas protagonistas de su menú de invierno, una propuesta que quiere ser fiel a la tradición pero no renuncia a la cocina en continua evolución. El gerente de La Traserilla, Miguel Sánchez, ha presentado un menú estacional cuyo objetivo prioritario, según ha incidido, es «que el cliente vuelva a nuestro restaurante después de probarlo».

Por un precio de 30 euros, se combinan los aperitivos de jamón, entrantes donde las verduras se convierten en el principal ingrediente y una propuesta de legumbres que quieren hacer un guiño a la combinación de «mar y tierra», con la incorporación de langostinos, salsas a la marinera y otros productos de pescado. El obligado lechazo, la pularda como novedad y el demandado bacalao completan la oferta de segundos platos, que se proponen con atractivas presentaciones cromáticas, de olores y también de sabores. Todo ello se marina con caldos habituales del restaurante y el agua de Lebanza, que es la bebida de cabecera que sugiere el restaurante.La familia Sánchez concluye su propuesta gastronómica con dulces donde se mantiene un cremoso de yogurt que se ha convertido en un fijo para este restaurante.