Carlos Salamanca entrega la solicitud de reunión con el delegado, en presencia de Pedro Sánchez.
Carlos Salamanca entrega la solicitud de reunión con el delegado, en presencia de Pedro Sánchez. / Antonio Quintero

Los sindicatos de la sanidad privada recurren a la Junta para desbloquear el convenio

  • Los representantes de los trabajadores solicitan información sobre los conciertos de la administración con los centros

  • Las negociaciones se prolongan desde hace dos años

Representantes sindicales de la sanidad privada se han concentrado a las puertas de la Delegación Territorial de la Junta mientras los presidentes de los comités de empresa de los centros de trabajo entregaban en el registro una solicitud formal de reunión con el delegado, Luis Domingo González, para tratar avanzar en la negociación del convenio colectivo, bloqueado desde hace dos años.

A la medida reivindicativa, para llamar la atención sobre la situación laboral, que afecta a 987 trabajadores de los centros San Juan de Dios y Hermanas Hospitalarias, asistieron miembros de los comités de empresa y de la comisión negociadora del convenio.

Los afectados solicitan que el representante de la administración autonómica les informe sobre los convenios con la sanidad privada, ya que, según exponen, los propios responsables de los centros responsabilizan a la Junta de no haber renovado los conciertos desde 2009, de forma que «la administración está estrangulando los derechos de los trabajadores», según ha indicado este jueves el presidente del comité de San Juan de Dios, Carlos Salamanca.

Tanto Salamanca como el presidente del comité del centro Hermanas Hospitalarias, Pedro Sánchez,han remarcado la importancia de avanzar en el convenio y de mantener el incremento salarial que solicitan, «sin que ello suponga prolongación de la jornada laboral, como pretenden los responsables de los centros, mediante la eliminación de los días de libre disposición».

Los representasntes sindicales de los trabajadores no descartan continuar con las movilizaciones hasta que se les de una solución a un problema, incluso se plantean convocar una huelga.