El Norte de Castilla

La presidenta de la Diputación aboga por la sensibilidad con el medio rural

Ángeles Armisén, en el último pleno de la Diputación.
Ángeles Armisén, en el último pleno de la Diputación. / ANTONIO QUINTERO
  • Ángeles Armisén considera que en 2016 se ha avanzado en la participación y la transparencia

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, ha pedido al año que se acaba de estrenar que se valore el medio rural, así como se le tenga en cuenta para desarrollar proyectos y que se continúe con los ejes que sustentan las políticas que de la institución provincial.

En el tradicional balance anual que concede a Europa Press, Armisén ha destacado que durante 2016 se ha avanzado en «el diálogo, la participacón y la transparencia», y que, entre otras cosas se ha constituido el Consejo de Diálogo Social, se ha mantenido un diálogo fluido con la oposición y se ha aprobado el Plan Estratégico Provincial para la participación de la sociedad y de los grupos políticos en las labores de Diputación.

Un año de trabajo como así lo demuestran las más de 180 reuniones que ha mantenido la presidenta, el apoyo a ayuntamientos, alcaldes a través de visitas o jornadas, lo que desmitifica la forma de gobernar de las mayorías absolutas.

«Desde la Diputación nos hemos implicado en mejorar la calidad de vida de los habitantes de la provincia», ha manifestado Ángeles Armisén, tanto en mejorar los servicios básicos, calidad de agua, rede de alumbrado, mejora edificios públicos, y servicios sociales, como en otros considerados «menos básicos» para un futuro social en el que el medio rural cuente con las mismas oportunidades.

Capítulo aparte merece la actividad cultural con el Programa Espiga, que ha llegado a más de 56 municipios con 128 actuaciones, lo que en total supone más de 604 actividades durante 2016 o el apartado de turismo, donde destaca la creación de una tienda en la estación de tren o las visitas a los monumentos de la provincia, aunque a Armisén le falta «hacer labor desde el territorio» en colaboración con la iniciativa privada.

Asimismo, 2016 ha servido para llevar a cabo infraestructuras o para desarrollar uno de los ejes más importantes, el del empleo y desarrollo económico, donde se han invertido más de 1,74 millones de euros en el programa de apoyo a las pymes, un 65% más que en 2015 con 730 empleos vinculados, o a los Alimentos de Palencia.

«Todo esto es posible gracias a una gestión económico rigurosa», en el que se ha cumplido con la estabilidad presupuestaria, y se ha pagado con 38,4 días de adelanto a proveedores, lo que hace que la Diputación palentina sea la quinta entidad local de 250 que más rápido paga, según Hacienda.

Datos que según la presidenta vienen a avalar el papel de las diputaciones, sobre todo en un territorio como el de Palencia con 191 municipios vertebrados y donde la solución debe estar cerca del problema.