Palencia no ha recibido aún indicaciones para poner bolardos

  • El Ministerio considera indispensable que se instalen en lugares de grandes concentraciones para evitar ataques con camiones

El Ministerio del Interior ha anunciado que va a comenzar a pedir a los ayuntamientos más importantes de España que instalen de manera urgente «grandes maceteros o bolardos» en los «lugares de alta concentración de personas» como principal medida para evitar ataques con camiones como los de Berlín o Niza. Pero, a este respecto, desde el Ayuntamiento de Palencia se hace hincapié en que aún no se ha recibido comunicación alguna y que «son los bomberos y la Policía los que indican la necesidad de colocar esos maceteros y bolardos». El comisario general de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, Florentino Villabona Madera, ha enviado una circular urgente a todos los jefes superiores de Policía en la que les ordena a «instar una reunión urgente de las correspondientes juntas locales de seguridad o, en su caso, de las comisiones de coordinación policial, con la finalidad de establecer medidas de protección física que impidan ataques de similares características (a los de Berlín o Niza) en lugares de alta concurrencia de personas, especialmente en días tan señalados como Navidad, Nochevieja y la tarde-noche del 5 de enero en la cabalgata de los Reyes Magos».

Según las instrucciones del Ministerio del Interior, «la protección de estos espacios públicos» debería llevarse a cabo por parte de los consistorios y «mediante la instalación provisional de grandes maceteros o bolardos en los accesos» a esos lugares de grandes concentraciones de personas con el objetivo de que estos obstáculos «impidan la entrada de vehículos».

Los ayuntamientos, recalcan las órdenes del Ministerio del Interior, solo deberían permitir la entrada a esas zonas restringidas a los vehículos «que estén debidamente autorizados».

Interior también ordena «potenciar la coordinación y cooperación» entre la Policía Nacional (desplegada en los grandes núcleos de población que pueden ser objetivos de ataques) y las policías locales «en aras de impedir que tengan lugar un ataque» mediante «atropello masivo» con un «camión de gran tonelaje arrojado contra una multitud de personas» buscando el «mayor número de víctimas mortales».