40 municipios escapan a la pérdida de población en el último año en Palencia

Palentinos caminan por la Calle Mayor.
Palentinos caminan por la Calle Mayor. / ANTONIO QUINTERO
  • El repunte de la emigración y la caída de la natalidad agravan la herida del padrón

Así están –otra vez y cada vez peor– las cosas. Nacen menos personas, se marchan a otras provincias más de las vienen, emigran al extranjero más de las que llegan desde otros países. Y todo esto unido provoca que la provincia sufra un nuevo mordisco al padrón, que se queda con 164.644 habitantes, 1.391 menos en un año (lo que supone una pérdida media de casi cuatro vecinos al día). El Instituto Nacional de Estadística (INE)ha publicado esta semana las cifras de población a 1 de enero de 2016, recién certificadas por el Gobierno, según las que el mayor varapalo se lo lleva la capital, con 458 vecinos menos, si bien todavía está por encima de los 79.000. En el otro lado, están los municipios del entorno, que siguen ganando vecinos, como Grijota (63), Villamuriel (57) o Villalobón (40). No obstante, también hay que decir en favor de estos números rojos que aquejan a la provincia de Palencia que en este último informe del INE son 40 los municipios que han ganado población (el año pasado solamente fueron 10).

Los datos también revelan que Aguilar se mantiene como el municipio más poblado después de la capital, pero Guardo (con 6.413 vecinos), que fue el primero y estaba en segundo lugar, pasa al cuarto, superado ya por Venta de Baños (6.453) y por Villamuriel de Cerrato (6.427).

Además, también están los que, aunque no presentan grandes cifras de vecinos, se han quedado igual que hace un año, como es el caso de Autillo de Campos, Boada, Calahorra de Boedo, Dehesa de Montejo, Hornillos, Marcilla, San Cristóbal de Boedo, Villabasta, Villacidaler, Villanuño o Villaprovedo.

Temas