El Norte de Castilla

Mesa presidencial del pleno de la Diputación.
Mesa presidencial del pleno de la Diputación. / A. Quintero

La Diputación de Palencia ya tiene presupuesto para 2017

  • La Corporación, solo con el voto del PP, aprueba unas cuentas para luchar contra la despoblación

Un presupuesto para las personas, para el empleo y contra la despoblación. Así definió ayer la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, las cuentas de la institución para el próximo año. Las previsiones se cumplieron en el pleno de la Corporación Provincial y la oposición votó en contra del presupuesto, que supone unos gastos y unos ingresos de 65.537.459 euros.

No obstante, pese a este voto contrario, el debate que se suscitó entre los portavoces de la oposición y el diputado de Hacienda, Javier San Millán, se desarrolló de una forma moderada, constructiva, plana y sin enconamientos verbales más allá de las críticas a la gestión del equipo del PP.

En una larga introducción, San Millán explicó las líneas generales del presupuesto, que «centra su compromiso en favorecer las mejores condiciones posibles para conseguir un mayor desarrollo socioeconómico y demográfico en la provincia». «Las personas y los municipios son la razón de ser de la Diputación», añadió. San Millán agregó que se refuerzan áreas que incrementan su dotación como acción social, desarrollo rural, turismo, industria, protección civil y extinción de incendios, infraestructuras urbanas y ambientales, red viaria, informática, cultura, urbanismo y arquitectura o la Escuela Universitaria de Enfermería.

Por orden de intervención, Juan Cruz Vidal, de Ciudadanos, recriminó al equipo de gobierno que no haya aceptado ninguna de sus enmiendas –solo ha aprobado dos del PSOE y dos de Ganemos–, y advirtió de «carencias técnicas y de plazos», además de criticar que el presupuesto «no apuesta por el tejido económico de la provincia», especialmente de los autónomos, «que contribuyen a fijar población».

Por su parte, Félix Iglesias, de Ganemos, criticó el excesivo peso que tienen las obras de infraestructuras «que no frenan la despoblación ni el paro», así como la «visión capitalina que tiene la Diputación de Palencia. Iglesias apostó por los servicios públicos como un instrumento para generar empleo. Destacó la inclusión de un plan de atracción de empresas, pero recordó otras posibilidades de empleo que hay que potenciar.

Por ultimo, Miguel Ángel Blanco, portavoz del principal partido de la oposición, el PSOE, aseguró que el presupuesto «no transmite ilusión, no proyecta novedades y no permite a los palentinos tener sueños de prosperidad». Además, destacó la caída de dos millones de euros de inversión real, «lo que resulta preocupante».

En una segunda intervención, San Millán defendió de nuevo el presupuesto porque «refuerza la calidad de vida de los ciudadanos, y destacó que las cuentas de 2017 responden a la puesta en marcha del Plan Estratégico Provincial.

La votación registró 16 votos a favor, los del PP, y nueve en contra, los del PSOE, Ganemos Palencia y Ciudadanos.