El Norte de Castilla

Marcos afirma que la agricultura de precisión ahorra el 30% al agricultor

Milagros Marcos, a la derecha, junto a Ángeles Armisén. El Norte
Milagros Marcos, a la derecha, junto a Ángeles Armisén. El Norte
  • La consejera de Agricultura participa en un congreso en la Escuela de Ingenierías Agrarias de Palencia

La consejera de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha defendido la importancia de la innovación en el sector agrario afirmando que con la implantación de la agricultura de precisión el agricultor puede ahorrar más de un 30% en los costes de producción. La consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta de Castilla y León ha inaugurado hoy en Palencia un congreso sobre 'Fertilización 4.0: Una visión crítica del abonado en los cultivos herbáceos' organizado por el centro tecnológico ITAGRA, el Vicerrectorado del Campus de Palencia de la UVa y la revista Tierras.

En declaraciones a los periodistas minutos antes de la inauguración, Marcos ha hablado del nuevo escenario que se abre para el trabajo en el campo, la llamada agricultura 4.0, y de las nuevas tecnologías en la gestión de los equipos y las estrategias de fertilización.

En este contexto ha destacado la apuesta de la Consejería de Agricultura, de la mano de los centros de investigación y del sector, para investigar e innovar en la Agricultura, para hacer más fácil la vida de los agricultores y facilitar la incorporación de jóvenes al campo, que es, en según ha dicho, «el futuro de la Comunidad».

Por eso la Junta trabaja en un nuevo modelo de investigación, un mapa de investigación agraria y agroalimentaria, que contempla proyectos muy definidos orientados a la reducción del uso de fertilizantes, para mejorar las condiciones ambientales y reducir el impacto ambiental y el consumo energético.

En concreto se ha referido al uso de las nuevas tecnologías de geolocalización y a la agricultura de precisión, con maquinaria y tractores que saben «cómo, dónde y cuándo tienen que posicionarse y qué cantidad de fertilizante y de qué tipo tienen que utilizar en cada momento».

Es decir, una agricultura de precisión que combina el uso de maquinaria inteligente y una fertilización más eficiente, a través de la identificación de cada parcela y del análisis de suelos y cultivos en cada momento.

De esta forma se consigue que los agricultores sean «más eficientes y más competitivos», ha dicho, ya que ahorran en costes de producción, no solo con la reducción del uso de fertilizantes, sino también con ahorros en el gasto energético.

«No podemos incidir en los precios pero sí en los costes de producción», ha señalado Marcos, explicando que ahorrando fertilizantes y energía, el agricultor se ahorra un 30% de media en los costes de producción.«Con esta agricultura de precisión se estima que el agricultor puede ahorrar mas de un 30%por tonelada de cereal, si utiliza el fertilizante justo, el que se necesita en cantidad y en el sitio en el que se precisa», ha concluido.

En definitiva, se trata de orientar la investigación en el sector agrario a la reducción de los costes de producción y de la contaminación ambiental, logrando a la vez una mayor competitividad.