El Norte de Castilla

Carrión de los Condes, paraíso de los belenes

Belén de muñecas infantiles de la exposición.
Belén de muñecas infantiles de la exposición. / CÉSAR CEINOS
  • La duodécima exposición de las Clarisas se inaugura con 1.300 nacimientos

Un belén, dos, tres... El visitante que se acerque al museo del monasterio carrionés de Santa Clara podría estar un día entero contando el número de nacimientos que forman parte de la duodécima muestra ‘El Belén: sus personajes y sus símbolos’, y quizá se dejara alguno olvidado. No porque fuera un mal observador, sino porque se exponen unas 1.300 representaciones del nacimiento de Jesús, casi la colección completa de las Clarisas, que consta de 1.578 obras.

Estas cifras compiten directamente con la variedad de los nacimientos. Está el belén bíblico monumental, que ocupa una sala entera del museo; pero hay composiciones que se pueden colocar en una mesa y pesebres pequeños, como el elaborado dentro de una pipa de girasol. Este último compite en originalidad con otra construido con puntas de hierro y con varios pintados dentro de una botella. Pero no serán los únicos que queden en el recuerdo del visitante. También se puede ver un creado con muñecas infantiles y otro en una cáscara de nuez.

El aficionado a la historia podrá fijarse en las composiciones creadas en los siglos XVI y XVIII, mientras que un joven escultor comprobará el tratamiento que los autores de los nacimientos han dado al barro, al cristal, al cartón o a la madera. Asimismo, un diseñador o dibujante podrá coger prestada una idea para elaborar las próximas felicitaciones de Navidad.

La exposición podría llamarse sin problema ‘Las Naciones Unidas del Belén’. Hay nacimientos de países con tradición católica como Irlanda o Italia, pero también de otros lugares como Bután, Níger o Estados Unidos. Este año se han añadido a la lista dos estados más, Rumanía y Camboya. El primero está representado por un huevo de Pascua, mientras que del segundo proviene una obra tallada en madera. A estas exóticas novedades se añaden otras nacionales, que provienen de Andalucía, Baleares, Galicia o Aragón. Esta presencia autonómica se completa con una vitrina dedicada a las culturas de España, donde aparecen las figuras con acento regional. El toque local lo pone un belén pintado por Francisco Javier Osorno.

El museo de las Clarisas recibió en la última edición a 5.500 visitantes, un número que esperan igualar o superar durante este año, según explica Enrique Gómez, uno de los comisarios de la exhibición. «La cifra es más del doble de los habitantes de Carrión», subraya el responsable, que destaca que la gran mayoría de los visitantes son turistas de Madrid, País Vasco y Valencia. En esta duodécima muestra, además, se verán varios instrumentos musicales populares, puesto que la exposición está dedicada a la música, parte importante en la celebración del nacimiento de Jesús.

En la inauguración de la exposición este sábado, ya entraron los primeros curiosos que quisieron ver este paraíso belenístico, que permanecerá abierto hasta el 3 de febrero.