El Norte de Castilla

Juan Carlos González, Elena Fraile y Luis González, este jueves, en la presentación del informe.
Juan Carlos González, Elena Fraile y Luis González, este jueves, en la presentación del informe. / Marta Moras

Palencia es la provincia «menos elegida» por los extranjeros

  • Un informe de Comisiones Obreras indica que la población inmigrante no llega al 4%

  • El estudio del sindicato desmiente tópicos como que las personas de fuera «nos roban» puestos de trabajo y reciben más ayudas

El porcentaje de población extranjera en Palencia es de 3,74%, y Palencia es la provincia de Castilla y León «menos elegida» por los extranjeros para vivir. Actualmente, residen 6.157 inmigrantes, de los que algo más de la mitad, el 52%, residen en el medio rural, y el resto en la capital.

Así se recoge en un informe de Comisiones Obreras titulado 'La población palentina de origen extranjero. Una perspectiva sindical', elaborado por el Centro de Información a Trabajadores Extranjeros (Cite) de Palencia y la Secretaría de la Mujer y Políticas de Igualdad de CC OO de Castilla y León. El trabajo, que se ha elaborado en cada provincia, está financiado por la Junta de Castilla y León, en el marco del acuerdo para la integración social y laboral de la población emigrante e inmigrante en Castilla y León.

El informe dibuja una evolución de crecimiento de la inmigración desde el año 2009 hasta 2012, cuando alcanzó el máximo con 7.603 extranjeros residentes. A partir de ese año empezó a descender, de forma que en los últimos cuatro años se ha reducido en 1.446 inmigrantes.

En cuanto al saldo migratorio, es decir la relación entre los que llegan a la provincia y los autóctonos que la abandonan, es negativi: 116 personas menos entre 2015 y 2016. En este dato influye no sólo el número de inmigrantes que abandonan la provincia, sino también los que se nacionalizan y ya no se contabilizan como extranjeros.

El informe «viene a desmentir mitos y prejuicios como que los inmigrantes nos vienen a quitar empleos y reciben más ayudas», según ha indicado este jueves la responsable del Cite en Palencia, Elena Fraile, en la presentación del documento. Así, Fraile indica que los inmigrantes ocupan empleos «que nadie quería», además de sufrir en mayor medida la precariedad laboral y el desempleo. Un 87% de los contratos a inmigrantes son temporales, y el 72% de los extranjeros trabaja en la economía sumergida. De los 6.157 extranjeros que viven la Palencia, 317 perciben subsidio de desempleo.

La mayor parte de los inmigrantes proceden de la Unión Europea, de países como Rumanía y Bulgaria, y en segundo lugar, de América Latina. De estos últimos, la mayoría, el 63% son mujeres. Y en tercer lugar está los extranjeros procedentes de África, principalmente, de Marruecos.

Entre los trabajos que desempeñan los extranjeros están las labores agrarias, que dan empleo, sobre todo a marroquíes, y de empleadas de hogar, tareas que desempeñan sobre todo las mujeres y, en mayor medida las de procedencia hispanoamericana.

A la presentación del informe han asistido el secretario provincial de CC OO, Luis González, y el secretario de organización del sindicato, que han llamado la atención sobre el hecho de que Palencia sea «el último destino» que eligen los inmigrantes, lo que da idea de las escasas expectativas de trabajo, y sobre el descenso de población extranjera, puesto que a corto y medio plazo, «vamos a necesitarles más que ellos a nosotros», advirtió el secretario de organización.