Acepta quince meses de cárcel por asestar siete puñaladas a su padre en el domicilio familiar de Palencia

  • La Fiscalía, que llegó a una conformidad con la defensa, pedía inicialmente para el acusado tres años de cárcel

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Un hombre ha llegado a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y ha aceptado este lunes en la Audiencia Provincial de Palencia una pena de 15 meses de prisión como autor de un delito de tentativa de homicidio, después de que asestara a su padre siete puñaladas en el domicilio familiar.

Los hechos se remontan a las 22:00 horas del 10 de febrero de 2015, cuando el acusado, R. G. A., con antecedentes penales, tras decirle su padre, N. G. G., que si no quería cenar, que no lo hiciese, se dirigió a la cocina y cogió un cuchillo (sin que se haya podido concretar si fue uno de once centímetros de hoja, o uno de siete), y con ánimo de acabar con su vida, le asestó siete puñaladas en el hemitórax izquierdo y en la región paravertebral izquierda. Como consecuencia de la agresión, N. G. G. sufrió heridas penetrantes en el hemitórax izquierdo, neumotórax apical, enfisema subcutáneo en región cervical y abdominal y herida incico-contusa en la región paravertebral izquierda, precisando para sanar de tratamiento quirúrgico con sutura de heridas por el servicio de cirugía torácica y medicación sintomática, tardando en sanar sesenta días, de los cuales 21 fueron impeditivos.

El fiscal solicitaba en su escrito de acusación una pena de tres años de cárcel por un delito de tentativa de homicidio, con el agravante de parentesco y la atenuante del estado de R. G. A., que tiene diagnosticado un trastorno límite de la personalidad, deterioro cognitivo, síndrome neurológico VIH, síndrome depresivo y dependencia a varios tóxicos, de manera que tiene disminuida moderadamente sus capacidades cognitivo-volitivas. El Ministerio Público solicitaba también para el acusado la prohibición de comunicarse y aproximarse a su padre por tiempo de cuatro años y el pago de las costas del procedimiento.

Tras el acuerdo de conformidad al que ha llegado este lunes con la Fiscalía, R. G. A. ha aceptado una pena de quince meses de prisión por el delito de tentativa de homicidion, la prohibición de acercarse a su padre durante un tiempo de 27 meses y el pago de las costas del procedimiento. Además, estará en libertad vigilada con tratamiento médico externo con controles periódicos, y tendrá que abonar al Sacyl un total de 1.734 euros por los gastos de hospitalización a su padre. El acuerdo de conformidad incluye la suspensión de la pena de 15 meses de prisión de R. G. A. durante tres años, si no delinque. Por su parte, el padre del acusado ha renunciado a toda indeminización que pudiera corresponderle, perdonando al agresor.