El Norte de Castilla

Juan José Aguado, Ángeles Armisén, Manuel Maza,   María José de la Fuente, durante la firma de los convenios.
Juan José Aguado, Ángeles Armisén, Manuel Maza, María José de la Fuente, durante la firma de los convenios. / El Norte

Primer paso para facilitar el acceso a los edificios públicos

  • La Diputación firma convenios con San Cebrián de Campos y Santibáñez de la Peña para habilitar itinerarios sin trabas a personas con dificultades de movilidad

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, acompañada de la diputada de Servicios Sociales, María José de la Fuente, ha firmado con los alcaldes de San Cebrián de Campos y Santibáñez de la Peña, Juan José Aguado y Manuel Maza, respectivamente, sendos convenios de colaboración para la ejecución en los dos municipios de proyectos de itinerarios accesibles de comunicación entre edificios de uso público. El importe total de este proyecto asciende a 53.322 euros.

El objetivo de la actuación, que pone en marcha de forma piloto la Diputación palentina en estos dos municipios con la intención ampliarlo al resto de la provincia, es facilitar el tránsito de personas con movilidad reducida entre los edificios de mayor uso.

Con esta iniciativa, la institución provincial vuelve a ser pionera en la adopción de medidas que mejoran la calidad de vida de los habitantes del medio rural y que promuevan la igualdad de oportunidades, suprimiendo, en este caso, los inconvenientes que impiden a las personas con movilidad reducida una vida independiente.

Los proyectos han sido elaborados por los servicios técnicos de la Diputación con las propuestas planteadas por los propios ayuntamientos y recogen la conexión accesible entre edificios como los colegios, consultorios médicos, consistorios, polideportivo o la casa de cultura.

Entre las actuaciones básicas que se acometerán en ambos municipios están la reducción de la altura de los bordillos, la eliminación de los elementos deslizantes, el desarrollo de mejoras en la iluminación, la eliminación de mobiliario urbano que dificulte el tránsito por la vía pública y el control del ancho de las aceras. La Diputación financia a través de estos convenios el 80% de las obras, mientras que los ayuntamientos asumen el 20% restante.

Para San Cebrián de Campos el convenio recoge una aportación de la Diputación de 34.787 euros, mientras que a Santibáñez de la Peña se han otorgado 18.535 euros. Las obras deberán estar terminadas antes del 31 de agosto de 2017.

La institución provincial decidió elegir San Cebrián de Campos para la puesta en marcha de este proyecto piloto por el elevado número de habitantes con movilidad reducida con los que cuenta y Santibáñez de la Peña por ser un municipio representativo de la zona norte.

La intención de la Diputación es hacer extensible este proyecto al resto de ayuntamientos de la provincia que quieran ejecutarlo, para lo que llevará a cabo una convocatoria de subvenciones en 2017.