El Norte de Castilla

Los cambios de tráfico en la zona de la calle Jardines de Palencia, a examen

Calle Ortega y Gasset. Marta Moras
Calle Ortega y Gasset. Marta Moras
  • La Policía Local estudia si la reordenación de las vías ofrece buenos resultados para efectuar una modificación permanente o buscar alternativas, como demandan los vecinos

El Ayuntamiento de Palencia es consciente de las críticas que ha generado en determinados ámbitos, especialmente entre las asociaciones de vecinos del barrio de Santiago y del Campo de la Juventud, la decisión de la Comisión de Tráfico de reordenar el tráfico en la zona de la calle Jardines, con la instalación de un nuevo semáforo y la eliminación de un carril de circulación dos de las calles perpendiculares, Ortega y Gasset y Matías Nieto Serrano, para reducir el riesgo de colisión por las incorporaciones desde estas vías a la calle Jardines.

La medida lleva en funcionamiento dos semanas pero ya ha provocado una oleada de críticas. De hecho algunos vecinos han comenzado a recoger firmas para que este cambio en el tráfico se revoque, al menos, en lo que se refiere a la calle Matías Nieto Serrano, en la que exponen que no existe peligro en el cruce debido a que sí hay una visibilidad adecuada, a diferencia de lo que ocurre en Ortega y Gasset, en donde realmente para acceder a la calle Jardines se corre el riesgo de ser embestido por otro vehículo.

Ante esta situación, la Asociación de Vecinos del Campo de la Juventud ha presentado un escrito en el registro municipal en el que avala las peticiones de los residentes en la zona y pide que se reconsideren algunas de las medidas de reordenación del tráfico.

Por su parte, la Asociación de Santiago también ha manifestado su oposición a las medidas adoptadas por el Ayuntamiento y pide que se devuelvan los dos carriles de circulación a las dos calles y que el problema de tráfico en la zona se solucione con la instalación de semáforos que obliguen a reducir la velocidad a los conductores y con la colocación de badenes en los pasos de cebra, para que los peatones no corran riesgos.

Desde el Ayuntamiento, reconocen que son conocedores de que las medidas no han sido bien recibidas por algunos vecinos, pero estiman que aún es muy pronto para que alguien pueda realmente pronunciarse con seguridad sobre la efectividad de las nuevas normas de tráfico que se han aplicado en la zona.

Tiempo de estudio

La concejala de Servicios Públicos, Paloma Rivero, explicó ayer que todas las demandas y sugerencias que llegan desde los vecinos «son tenidas en cuenta», por lo que indicó que la Policía Local efectúa un seguimiento diario y un control continuo en la zona para elaborar un estudio sobre los resultados de la reordenación del tráfico. «Son medias que acaban de entrar en vigor y por lo tanto siguen en estudio. Estamos controlando para comprobar que son efectivas, y si hubiera que cambiar alguna, no habría problema, pero por el momento es muy pronto para tomar alguna decisión. Dejemos que los expertos en el tema, que son la Policía Local decidan», indicó ayer la concejala de Tráfico.

Paloma Rivero recordó además que cualquier decisión que afecta a la circulación de vehículos en la ciudad de Palencia «no se toma a la ligera» e indicó que todas las actuaciones se hacen siguiendo las recomendaciones de los técnicos tras un estudio por parte de la Comisión de Tráfico.