El Norte de Castilla

24 propuestas para cerrar la gran herida de Palencia

Exposición sobre La Tejera.
Exposición sobre La Tejera. / Marta Moras
  • Una exposición en Lecrác permite conocer los diseños que se han presentado al concurso de ideas para retomar las obras de rehabilitación del centro de congresos de La Tejera

Con cubierta o sin ella, con una intervención más decidida o menos, pero siempre con las antiguas chimeneas como símbolo principal. Con una gran plaza como foro de encuentro y un amplio espacio expositivo. Así ven arquitectos de toda España las posibilidades que ofrece La Tejera como centro cultural y de congresos, como se puede apreciar en la exposición abierta en el Lecrác con los 24 diseños que han participado en el concurso de ideas organizado por el Ministerio de Fomento para completar las obras de La Tejera, una vez que quedó descartado el proyecto inicial del arquitecto Patxi Mangado por su inviabilidad técnica y económica.

La muestra, que puede visitarse en la cafetería de la antigua cárcel hasta el 14 de diciembre, permite conocer todas las propuestas participantes y en especial la ganadora, planteada bajo el título de ‘Ready Made’ y elaborada por la unión de empresas formada por los estudios Rueda Pizarro Arquitectos, Antonio y Consuelo y Gran Vía 408. Se trata de un diseño conservacionista con lo ya construido, que destaca fundamentalmente por la importancia que da a la urbanización exterior y por la incorporación de una cubierta que permite la entrada de luz a todo el edificio histórico. «Hemos buscado principalmente respetar el espacio y mantener el compromiso de plantear un edificio con recursos muy ajustados, pero que permita la posibilidad de potenciar al máximo el edificio, con el fin de que esté a disposición de la ciudad cuanto antes», explicó el arquitecto Óscar Rueda, que actuó como portavoz de los tres equipos redactores.

Los diseñadores, según explicó el propio Rueda, han buscado dar el máximo valor posible a la urbanización de todo el entorno del edificio. «El edificio cuenta con un gran espacio exterior, un gran ágora que permitirá múltiples actividades para que la ciudadanía pueda no solo disfrutar del espacio interior de La Tejera, sino también del exterior», indicó el arquitecto, quien señaló que esta plaza puede estar comunicada directamente con la zona interior, pero que también quedará para el disfrute de los ciudadanos en los momentos en los que el edificio se encuentre cerrado.

El arquitecto destacó que el futuro centro de congresos dispondrá de equipamientos como una zona de aparcamientos, un pequeño auditorio en la zona de los sótanos, salas de exposiciones en la planta baja y gran espacio multifuncional en la parte superior, sobre los antiguos hornos, además de un gran edificio anejo de nueva construcción para oficinas y cafetería. Óscar Rueda destacó la variedad de usos y posibilidades que ofrecerá el espacio por su distribución diáfana.