El Norte de Castilla

Sandra de Arriba, a la izquierda, indica la representación de San Cosme y San Damián, en la capilla de San Gregorio.
Sandra de Arriba, a la izquierda, indica la representación de San Cosme y San Damián, en la capilla de San Gregorio. / Marta Moras

La catedral de Palencia muestra a sus santos

  • Una nueva visita temática se centra en la iconografía del santoral en la seo

La catedral palentina ha vivido este sábado una nueva sesión del ciclo Visitas Temáticas, a la que asistieron un nutrido grupo de personas interesadas en conocer la iconografía de los santos en la seo. Guiada por la doctora en Historia del Arte Sandra de Arriba Cantero, a lo largo del recorrido los participantes en la visita se adentraron en la presencia del santoral en el templo, especialmente en los llamados santos pareados, que se encuentran representados en formato de relieves, sobre todo en los retablos, esculturas exentas o en cuadros –los menos, según explicó ayer Sandra de Arriba antes de iniciar el recorrido–.

Los primeros santos pareados son San Cosme y San Damián, dos hermanos gemelos que curaban a los enfermos gratuitamente. Una imagen escultórica de ellos, atribuida a Juan Ortíz ‘El Viejo’, se encuentra en la capilla de San Gregorio, que fue patrocinada por Juan de Arce. «No sabemos porqué escogió a estos dos santos para dedicarles un retablo en su capilla familiar, incorporándose él mismo en el relieve que representa el milagro», señala De Arriba Cantero.

Otros santos pareados en la seo, en este caso tallas anónimas, son dos reyes: San Luis de Francia y San Hermenegildo, patrón de la monarquía española hasta la canonización de Fernando III El Santo, cuyas esculturas aparecen juntas en el muro de cierre del coro y próximo a la capilla de San Fernando Rey, «lo cual es también un vínculo de asociación iconográfica que no es casual», puntualiza la guía. Estas obras, añade la doctora en Historia del Arte, parece que pertenecían a otro retablo y fueron trasladas a este emplazamiento.

Otros santos pareados son Santo Toribio de Liébana, obispo de Astorga, y San Pedro Telmo. «Son dos santos muy vinculados a Palencia. Están representados en lienzos y son de los escasos ejemplos de pintura. No se conoce el autor de estas obras que franquean al Cristo de las Batallas», explica Sandra de Arriba.

Las visitas temáticas forman parte del proyecto cultural ‘La bella reconocida’, que el cabildo de la catedral y la Junta de Castilla y León pusieron en marcha en marzo de 2015.