El Norte de Castilla

Alimentos de Palencia despide el Concurso de Pinchos con el reto superado de expandirse

La presidenta de la Diputación entrega el premio a la tapa más vanguardista al restaurante La Cantina de Valladolid.
La presidenta de la Diputación entrega el premio a la tapa más vanguardista al restaurante La Cantina de Valladolid. / GABRIEL VILLAMIL
  • Los diez empresarios presentes en la muestra en Valladolid confían en que el contacto con hosteleros tendrá sus frutos

Una trufita de foie grass con nueces y salsa de licor de chocolate blanco; emparedado de pan de chia con paté de trucha y queso tierno a las finas hierbas con polvo de nueces; morcilla de Villada en sandwich de madalena casera con nueces; rollito de cecina de equino con micuit de pato y mermelada de uva; crema de lentejas, magret confitado, micuit de pato y escabeche suave; pastel de queso tierno bajo en sal, con mermelada de uva; latita de pate de trucha con gelatina de vermut; chapatita de lechazo asado en su salsa con ensaladita de brotes a la menta; torrija de pan bregado con salsa de vino y crema de orujo de miel, y tocinillo de queso crema campos góticos sobre pan de centeno con licor de higos.

Con este menú degustación a base de tapas, elaborado por los cocineros Miguel y Erika Sánchez, del restaurante La Traserilla, los productos de Alimentos de Palencia estuvieron este miércoles a la altura de los paladares más exigentes, durante la última jornada del XII Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid, de la mano de la Diputación Provincial de Palencia.

Por la mañana, los alimentos de calidad de once productores palentinos que comercializan bajo la marca de calidad palentina fueron protagonistas en un descanso de la tercera y última sesión del certamen nacional y, ya por la noche, en el cóctel organizado para la gala de entrega de los premios y el acto de clausura.

Con veinte años a sus espaldas, La Traserilla se ha convertido ya en un clásico de la cocina palentina. Este restaurante situado en la calle San Marcos fue el encargado de llevar a la alta gastronomía los singulares y ricos productos de once empresas asociadas a Alimentos de Palencia.

Los productores Selectos de Castilla, Bodega Esteban-Araujo, Destilería Esteban-Araujo, Cecinas Hermanos Caballero Rojo, Aquadomus, Quesos Campos Góticos, Quesos Cerrato, Pago de Negredo, Nueces Monnu, Panadería San Francisco y Morcillas Villada han estado presentes desde el pasado sábado en el mayor escaparate nacional e internacional que pone el punto de mira en las modalidades de la tapa y el pincho. Todos ellos han acudido de la mano de la Diputación de Palencia y su presidenta, Ángeles Armisén, quien no ha faltado ningún día a las presentaciones de los productores para demostrar así su apoyo a los productos acogido bajo el sello de calidad de la institución provincial. Ayer, también volvió a estar presente el vicepresidente, Luis Calderón.

La Traserilla llevó a la exquisitez alimentos tan sencillos como las lentejas el lechazo, la morcilla, el queso, el pan, la cecina y las nueces con sus recetas en forma de tapas, pero también los vinos y los orujos. Fueron sus cocineros Miguel Sánchez y su hija Erika los encargados de agasajar a los invitados al certamen en la Cúpula del Milenio de Valladolid, que ayer fue también el escenario elegido para entregar los premios. Los cocineros contaron con la ayuda del también chef palentino afincado en Valladolid Alvar Hinojal.

Muchos fueron los cocineros, bodegueros y gastrónomos que disfrutaron con el menú degustación preparado con los alimentos de los once productores de Palencia. Como en el resto de las presentaciones, la degustación contó con las alumnas de la Escuela de Negocios Alcazarén.

Y, tras tres intensas jornadas de promoción, el balance que realizan los productores no puede ser más optimista. Los diez empresarios, que han expuesto los productos de once firmas, están convencidos de que la labor de promoción al amparo de la Diputación, y el contacto permanente con hosteleros prestigioso se traducirá a corto plazo en un incremento de las ventas en distintos foros nacionales y en una divulgación importante de sus productos. «Ha sido una experiencia muy positiva. Nuestro vino era conocido, pero ahora creo que hemos dado un paso para que se valore aún más, y que se conozca también ese trabajo oculto de divulgación y recuperación de viejos viñedos que llevamos a cabo», explica Jaime Primo, de Pagos de Negredo. El mismo argumento mantiene Bizien Serrano, de la panadería San Francisco. «Se logran muchos contactos, nos permite divulgar nuestros productos, dar a conocer sus características y realizar una importante labor comercial y de contacto», apunta.

Quesos, nueces, patés, morcillas, licores, agua o cecinas, además del vino y pan, son los productos que se han promocionado en el expositor de Alimentos de Palencia y que ahora saltarán las fronteras regiones y, en algunos casos incluso las nacionales, para figurar en las cartas de algunos de los restauradores más renombrados.