El Norte de Castilla

El comercio palentino busca resistir ante las grandes superficies con una nueva campaña

Varias personas pasean por la Calle Mayor.
Varias personas pasean por la Calle Mayor. / ANTONIO QUINTERO
  • Palencia Abierta y la Cámara de Comercio organizarán una mesa redonda y colocarán carteles y dípticos en lugares estratégicos

Ofrecen un servicio fundamental, cercano y personalizado. ¿Cómo llevaría su día a día si no existiera el pequeño comercio? Esta es la reflexión que quieren plantear la Cámara de Comercio y la asociación Palencia Abierta en una campaña en la que quieren recuperar la fidelidad de los clientes al comercio de proximidad en un intento de salvar las tiendas tradicionales frente a la competencia de las grandes superficies.

La presidenta de Palencia Abierta, María José López, ha destacado la necesidad de poner en marcha esta campaña en un momento crítico en el que el pequeño comercio de todos los sectores (alimentación, textil, calzado, electricidad, mercerías...) está sufriendo un importante bajón en los ingresos. Tanto la Cámara de Comercio como Palencia Abierta han considerado necesario recordar a los compradores palentinos las ventajas que conlleva para el día a día de los ciudadanos la existencia de esta modalidad de comercio. De esta forma, se puede recuperar la fidelidad que tradicionalmente ha marcado la relación entre compradores y vendedores y el sector puede experimentar ese despegue que necesita.

La campaña se iniciará en los próximos días con una mesa redonda en la que participarán representantes del sector, pero también de la Federación de Vecinos, colectivos de consumidores y administraciones públicas. «Se trata de implicar a diferentes sectores sociales, porque creo que la defensa de este modelo comercial tiene ventajas para todos y por eso queremos que sea una defensa conjunta. Nosotros queremos incidir también en las características propias que tiene una ciudad como Palencia. No existen grandes distancias, como en las grandes capitales, podemos hacer pequeñas compras necesarias para el día a día al entrar o salir de trabajar. Comemos en casa y tenemos un lujo de vida que no podemos perder. Y dentro de ese lujo juegan un rol fundamental los pequeños comercios, de proximidad», agrega la presidenta de Palencia Abierta.

Además, quiso destacar que la campaña se plantea en defensa no solo del comercio del centro de la ciudad sino también de los barrios. «Se trata de defender un modelo que no admite demasiadas variaciones, independientemente del lugar donde esté ubicado», agregó. A pesar de que no dispone de una estadística fiable relativa a este año, María José López reconoce que los cierres y nuevas aperturas de pequeños comercios son habituales, «pero no solo por jubilaciones o traslados, que esos han existido siempre, y no nos parecen un factor de gravedad, sino que nos centramos en esos establecimientos que cierran porque no les va bien», señaló.

En un primer análisis, la presidenta de Palencia plantea que ya no se puede hablar de crisis económica, «pero no hay alegría en el dinero». Según sostiene, no tiene sentido plantearse actualmente un panorama de compras sin las grandes superficies, pero insiste en que en el mercado hay hueco para todos. «Yo creo que hay espacio para el comercio tradicional, que tiene su público que sabe valorar los productos, los horarios especiales el fin de semana, la cercanía, la calidad... y también para las grandes superficies», agrega. En cuanto a las compras por internet, reconoce que se llevan una parte del mercado, pero no demasiado importante en su opinión.

La campaña en defensa del comercio de proximidad comenzará en los próximos días con la celebración de un debate y la colocación de carteles y dípticos en lugares estratégicos en los que se recuerdan las ventajas de este tipo de establecimientos. Posteriormente, se llevarán a cabo otras iniciativas con el objetivo de captar a ese perfil de cliente fiel que valora la calidad, el trato personalizado y el poder contar con un establecimiento cercano a su casa que le permita comprar productos necesarios en un determinado momento. «Hay que tener en cuenta que no se trata solo de la alimentación, que es un sector también muy importante dentro del pequeño comercio, sino por ejemplo, una mercería. En un momento dado puedes necesitar un botón o un imperdible y es importante tener una tienda cercana a casa para poder comprarlo, o adquirir unas medias o un producto similar», explicó López.

En opinión de la presidenta de Palencia Abierta, todas las ventajas que se pueden obtener de este modelo de negocio se pueden hacer extensivas también a todo el sector del pequeño comercio. «En textil, calzado, complementos... En todos los sectores, creo que hay que tener en cuenta ese plus que ofrece el comercio de proximidad. El trato es mucho más directo, el cliente no busca la prenda, sino que se la ofrecen en función de sus gustos, le aconsejan, le escuchan, le aportan información y, sobre todo, se ofrece calidad por encima de todo. La gente que opta por el pequeño comercio lo sabe bien y valora mucho todas estas cuestiones, por lo que solo es cuestión de recordarles estos factores y que los tengan en cuenta para realizar sus compras. Creo que además es algo en lo que todos estamos de acuerdo», concluyó la presidenta de la asociación de comerciantes.