El Norte de Castilla

La UPP de Palencia inicia un curso marcado por la atención a nuevas necesidades

fotogalería

Cándido Abril, director de la UPP, a la derecha de pie, con el periodista Fran Llorente, en la apertura del curso en el teatro Principal. ANTONIO QUINTERO

  • 3.770 alumnos se distribuyen en los 170 grupos que se han formado de 137 especialidades

. «La Universidad Popular es un centro que tiene un plus educativo, formativo, de análisis de la realidad, de implicación, de voluntariado, de reflexión... Es el gran plus que podemos ofrecer aparte de hacer bien lo que tenemos que hacer, que es impartir nuestras clases». Con estas palabras, Cándido Abril, director de la UPP, se refería a esta institución educativa, que tiene 32 años a sus espaldas de actividad formativa dirigida a la población adulta. Un repleto Teatro Principal ha acogido este jueves el acto de apertura del curso con una conferencia del periodista Fran Llorente, exdirector de los Servicios Informativos de TVE, que se complementó con una animación escénica por el grupo de teatro de la UPP y la actuación de Soul Square.

Fotos

  • Arranca el curso en la Universidad Popular

3.770 alumnos comienzan un curso marcado por varios retos, según explicó ayer Cándido Abril. El primero es retomar «la necesidad del aprendizaje a lo largo de toda la vida». «Esto no es una mera palabra, sino que conlleva escuchar, atender y diagnosticar las nuevas necesidades que hay de formación», puntualizó. A partir de este análisis, la UPP imparte cursos ya consolidados y otros nuevo según esas necesidades. Una de las nuevas línea de trabajo se centra en las personas de renta garantizada de ciudadanía.

Otro reto que se plantea la Universidad Popular es la atención a la actualidad, lo que explica la presencia de Llorente ayer en la apertura del curso. «Queremos destacar la importancia de los medios de comunicación, y su gran reto como transportadores y comunicadores de verdades, de noticias adecuadas. Tenemos una línea importante de análisis de la actualidad con cinco cursos», explica Cándido Abril. En este contexto, destaca la formación del profesorado, que tiene que «estar atento, reciclarse, formarse para acometer el aprendizaje de las nuevas necesidades».

La UPP se plantea también este curso consolidar los recursos, tanto a través de los convenios como los materiales. «Este año ha habido una ampliación física del espacio del colegio Buenos Aires. Se ha pasado de usar una planta entera a una planta y media, que nos sirve para atender mejor a los ciudadanos», relata.

Por último, la UPP se propone seguir en contacto con el tejido asociativo de la ciudad, de la provincia y de los grupos necesitados, tanto vecinales como con necesidades específicas, como Aspanis, Enfermos de Alzheimer o gitanos. «Tenemos que seguir atendiendo estos temas, incluso la cooperación internacional. Se ofrece al alumnado que colabore más allá de venir a unos cursos concretos a los que viene a aprender diferentes disciplinas», detalla.