El Norte de Castilla

Cosmin Grau, secretario de organización, y Julián Martínez, secretario provincial, en la primera fila durante el congreso de este jueves.
Cosmin Grau, secretario de organización, y Julián Martínez, secretario provincial, en la primera fila durante el congreso de este jueves. / Antonio Quintero

UGT aglutina a 3.600 afiliados en la nueva federación de Industria, Construcción y Agro

  • Fica se convierte así en la más fuerte del sindicato tras la reestructuración marcada en el congreso confederal

Un total de 60 delegados, procedentes de las federaciones de Metal, Construcción y Afines (MCA) y de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (Fitag), han acordado en el congreso celebrado este jueves en Palencia constituir la nueva Federación de Industria, Construcción y Agro (Fica) de UGT, y han elegido como secretario a Alberto Miguel Lorenzo, hasta ahora responsable de la federación de construcción. UGT-Fica agrupa a 3.600 afiliados de ambas secciones, y se convierte así «en la primera fuerza sindical» de UGT en cuanto a número de afiliados y que cuenta con más de 200 representantes en empresas de la provincia, según ha destacado el secretario de UGT-Fica en Castilla y León, Miguel Ángel Gutiérrez Fierro.

Con esta integración termina el proceso de reestructuración en Palencia, que ha supuesto pasar de seis a tres federaciones sectoriales, después de que se hayan constituido las de Servicios, Movilidad y Consumo (FesMC) y la de Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) para cumplir las resoluciones del congreso confederal.

El congreso constituyente de este jueves se ha celebrado bajo el lema 'Unidos haciendo futuro', en referencia al objetivo de la nueva federación de «mejorar la labor y conseguir llegar a todos los centros de trabajo», indicó el secretario de UGT-Fica regional.

Gutíerrez Fierro y Miguel Lorenzo ha subrayado «el gran reto» de llegar sobre todo a las pequeñas y medianas empresas que en la provincia, que al igual que en el ámbito de Castilla y León, representan el 98% de la estructura empresarial. «Es muy difícil, pero tratamos de tener presencia al menos en aquellas que tienen más de seis trabajadores», el mínimo para elegir representante sindical, indicó el sindicalista regional.

En un momento en el que el empleo precario es el caballo de batalla de los sindicatos, «la prioridad será el empleo, pero el empleo digno, para atajar la nueva clase social de trabajadores pobres que han creado los contratos precarios», remarcó Alberto Miguel.

El recién elegido secretario de la nueva federación expuso cómo las empresas multisectoriales que han surgido se encargan de los trabajos de las grandes constructoras, pero funcionan con convenios propios, «con sueldos muy bajos y en unas condiciones que dan miedo». UGT-Fica se propone que, si no es posible evitar este sistema de trabajo, «al menos que estas empresas se rijan por los convenios sectoriales», insistió Alberto Miguel.