El Norte de Castilla

fotogalería

Hérmedes de Cerrato se disfrazó durante la noche de Halloween. / Luis A. Curiel

La provincia de Palencia se une a Halloween

  • Municipios como Baltanás, Hérmedes, Autilla del Pino o Villarramiel organizan actividades dentro de la noche de Halloween

Varios municipios de la provincia de Palencia han disfrutado en el puente de Todos los Santos de un amplio y variado programa de actos relacionados con Halloween.

En Baltanás, los más pequeños han participado en un taller de cocina infantil en el que realizaron galletas monstruosas, momias con salchichas y hojaldre, huevos de araña o las escobas de la bruja.

La noche del pasado lunes, los niños acudieron por las casas para solicitar caramelos y dulces a sus vecinos. Una tradición que en los últimos años va cobrando fuerza y que consiguió que numerosas cuadrillas y peñas se disfrazaran para conseguir un ‘botín de lo más dulce’, al que sumaron algunas propinas e incluso paquetes de salchichas.

Los distintos bares de la localidad, además, han contado durante estos días con la I Ruta de Tapas enmarcada dentro de la VI Feria del Queso y el Vino. Algunos locales también ambientaron sus establecimientos y organizaron desfiles de disfraces y degustaciones.

Hérmedes de Cerrato también ha organizado diversos actos para celebrar Halloween. Decenas de hermedeños participaron en los preparativos y comida de hermandad en la que degustaron patatas a la importancia para dar paso, al día siguiente, a otra degustación de chocolate con churros en la que numerosos vecinos sembraron el terror con sus disfraces de brujas, zombies, vampiros, momias y otros muchos personajes que recobraron vida en la localidad cerrateña, en una iniciativa promovida por la Asociación Cultural Santa Bárbara’.

En Autilla del Pino, se organizó una ruta de bares de Halloween con un concurso de disfraces, y también ha habido un ciclo de cine de terror con sesiones para niños adultos, así como una degustación de dulces en el Ayuntamiento.

En Villarramiel, una treintena de niños y jóvenes se disfrazaron en el taller de maquillaje y peinado que organizó el Ayuntamiento y que fue impartido por monitores del Grupo Muriel dentro de la celebración de Halloween.