El Norte de Castilla

El cementerio de Palencia ya ofrece la localización informática de los enterramientos

Cementerio municipal de Palencia.
Cementerio municipal de Palencia. / MARTA MORAS
  • El Ayuntamiento ha digitalizado más de 31.000 inhumaciones y solo faltan los datos históricos

Cinco días lleva instalado el nuevo sistema de localización informática de las sepulturas en el cementerio municipal de Nuestra Señora de los Ángeles. Hasta ahora, todo el control administrativo del camposanto se venía haciendo a la antigua usanza, en papel. Pero esta misma semana, a escasos días de la celebración de la festividad de Todos los Santos, las fechas en las que las visitan se multiplican por mil, el Ayuntamiento de Palencia ha logrado, al fin, después de muchos años, dotar al camposanto de un equipo informático con una conexión a Internet, que permite, mediante una aplicación tecnológica acceder de forma inmediata a toda la información vinculada a cualquier enterramiento producido en el camposanto desde su apertura, en 1944.

El pasado año, por estas mismas fechas, se llevaba digitalizado cerca del 90% de la información, y este año se ha conseguido completar toda la referida a los enterramientos desde la inauguración, no así, las referencias históricas, que todavía no pueden consultarse informáticamente, sino únicamente a través de los archivos de papel.

Estos datos históricos son los que hacen referencia al antiguo cementerio de la Carcavilla, en la actualidad transformado en parque público. Este camposanto fue clausurado en 1940 y la mayor parte de los restos allí enterrados fueron trasladados hasta un nuevo emplazamiento, que es el que presta hoy servicio a la ciudad. Esta documentación se está también digitalizando, aunque todavía no es accesible informáticamente.

Hasta hace unos días, aunque toda la información ya se encontraba informatizada, únicamente podía consultarse en las dependencias municipales del antiguo convento de las Agustinas Canónigas, en la Calle Mayor. Sin embargo, estos servicios pueden prestarse desde hace dos días en el propio cementerio, que ha podido de esta forma entrar en el mundo de las nuevas tecnologías, al haber recibido conexión de Internet y un equipo informático, que permite efectuar todo tipo de gestiones administrativas, así como facilitar la localización de cualquiera de las 14.941 sepulturas localizadas, en las que se tienen registradas 31.041 inhumaciones, ya que hay que tener en cuenta que la mayoría de las fosas pueden ser ocupadas por tres cuerpos, e incluso hay algunas de cuatro.

La nueva aplicación informática permite gestionar el cementerio, incluyendo la migración y grabación de datos históricos y la adaptación gráfica y específica del mismo, aunque también existen una serie de objetivos asociados como el desarrollo de una plataforma TIC adaptada a la gestión real, con un único punto de información; la mejora de la gestión mediante la aplicación, visualización y tratamiento integral de los trámites; la aportación de una visión pública y transparente del cementerio, y la mejora y la optimización de la gestión diaria del cementerio mediante la explotación de la información en tiempo real, mediante la elaboración de listados y estadísticas.

Asimismo, entre los principales resultados del proyecto se encuentran los servicios que se ofrecen a la gestión interna del Ayuntamiento, como la gestión estadística de la información en tiempo real; la gestión de datos personales integrada con el padrón; la emisión de certificados y comunicaciones; la visualización gráfica en la gestión diaria y la gestión de datos maestros y usuarios. Asimismo, la aplicación permite publicar y exponer información al ciudadano, permitiendo visualizar la ubicación de las sepulturas en el plano del cementerio y aportando el lugar exacto de su localización.

 «Nuestro objetivo futuro es que buena parte de esta información, especialmente la que se refiere a la ubicación de las sepulturas o las concesiones pueda ser consultada cómodamente y de forma directa por los usuarios del cementerio. Se trataría de habilitar un espacio, una cabina o algo así, con un terminal informático que permita al visitante interactuar de forma directa», explicó ayer el concejal delegado del servicio de Cementerios, Luis Ángel Pérez Sotelo.