El Norte de Castilla

fotogalería

Quesos Cerrato estuvo muy presente en la multitudinaria feria celebrada ayer en Baltanás. / LUis Antonio Curiel

Baltanás rinde culto al queso y el vino

  • La multitudinaria feria se hace ineludible entre las citas gastronómicas

Fue la sexta Feria del Queso y el Vino y Baltanás la celebró de manera multitudinaria. Desde primeras horas de la mañana, la carpa ubicada en la Plaza de las Escorraladas rebosaba de gente, por lo que esta feria apunta a convertirse en un referente en el calendario nacional de ferias gastronómicas. De hecho, Baltanás contó con la presencia de 18 queserías (5 de ellas palentinas), 6 bodegas de vino (2 de Palencia), 5 expositores de repostería (3 de la provincia) y 7 expositores con diversos productos agroalimentarios y de artesanía llegados de cuatro regiones de España, además de Turismo Cerrato, que ofreció una amplia información bibliográfica de la comarca.

El interés por un programa de actos centrado en los Quesos del Cerrato y los vinos de la Denominación de Origen Arlanza –a la que pertenece Baltanás–, así como la calidad de los productos, atrajeron a miles de visitantes y turistas de varias provincias de Castilla y León, incluyendo a centenares de cerrateños. Además, la coincidencia de la Feria con el Puente de Todos los Santos y el buen tiempo permitió que numerosas personas se acercaran a la capital del Cerrato durante la jornada.

Las bodegas participantes pertenecen a las Denominaciones de Origen Arlanza y Cigales, además de otros caldos segovianos y aguardientes de distintas provincias de España. Los asistentes también pudieron degustar y adquirir el vermú ‘Corito’ de la Destilería Esteban-Araújo de Torquemada y varios quesos de la comarca cerrateña –entre los que se encontraban los de Baltanás y Cevico de la Torre–, palentinos, gallegos (tetilla), asturianos (Cabrales), cántabros (Picón Bejes-Tresviso) y canarios. La feria contó con otros productos agroalimentarios relacionados con la panadería y repostería -como pan de mosto o buñuelos de crema de queso, entre otros-, además de otros artesanos de Castilla y León.

Al finalizar la jornada, los productores se mostraron muy satisfechos con el elevado volumen de ventas y la gran acogida e interés del numeroso público que acudió durante todo el día a los puestos. «Baltanás es un pueblo referente en este tipo de Ferias y la respuesta siempre es muy positiva. Ha sido un acierto centrar la feria en los productos estrella de la misma, como el queso, el vino y derivados, lo que harán que se convierta en un referente nacional», señalaron la mayoría de los productores. Este hecho augura una clara proyección nacional a la feria que va creciendo cada año con la presencia de numerosos productores de las distintas regiones de España.

La inauguración de la feria sirvió como reclamo para destacar el papel histórico que ha desempeñado el queso y el vino en la vida de los españoles. «Hoy es un día de fiesta que queremos disfrutar en torno a la gastronomía, la cultura y el arte, destacando de manera especial el queso y el vino como productos muy nuestros. Baltanás cuenta con una importante tradición quesera y forma parte de la joven Denominación de Origen Arlanza, por lo que es fundamental apostar por estos productos como motor de desarrollo de nuestro pueblo y su comarca», destacó María José de la Fuente, alcaldesa de Baltanás. El acto de inauguración congregó a numerosos representantes institucionales y vecinos, que brindaron por el éxito y el futuro de esta feria.