El Norte de Castilla

Investigan la muerte de un palentino y su mujer letona en un apartamento de Riga

Jacinto Aires y su pareja, la letona Anda Putnina.
Jacinto Aires y su pareja, la letona Anda Putnina. / FOTO DE FACEBOOK
  • Los cuerpos de Jacinto Aires, que regentaba un bar en la capital báltica, y de Anda Putnina, fueron hallados en su domicilio

Fueron protagonistas en 2014, junto con otros españoles residentes en Letonia, del programa televisivo ‘Españoles por el mundo’. Jacinto Aires Fernández, de 44 años, palentino del barrio de San Juanillo, y su pareja, la letona Anda Putnina, recibían a las cámaras del programa en su local de tapas ‘Madride’, en la calle Hanzas de Riga, la capital del país báltico. Jacinto ‘españoleaba’ con otros compatriotas presentes en su bar, y Anda, de 49 años, en un castellano perfecto, se mostraba más castiza que un ‘chulapo’ de Madrid. Parecían felices, ajenos totalmente al drama que les esperaba un par de años más tarde, el pasado día 16 en concreto, cuando sus cadáveres se encontraron en un apartamento de Riga. Espeluznante. La Policía letona investiga las causas de la muerte de Jacinto Aires y de Anda Putnina, ya que, al parecer, fueron hallados con signos de violencia.

¿Qué pasó en el domicilio? Nada saben los familiares de Jacinto hasta el momento, nada ha trascendido de la investigación, según comentaba ayer un allegado de este palentino de 44 años, que desde el barrio de San Juanillo se trasladó de pequeño a Madrid con sus padres. Su cuerpo fue repatriado finalmente desde Letonia hasta Palencia el pasado jueves, donde fue incinerado. Los padres de Jacinto Aires no viajaron a la capital báltica y no disponen apenas de información sobre los motivos de la muerte de su hijo y su pareja, Anda Putnina, quien, ante las cámaras de Televisión Española en 2014 apuntaba que se cumplían siete años desde que se conocieron.

Jacinto Aires abrió su bar en Riga en octubre de 2010. Llevaba, pues, seis años en Letonia, adonde llegó procedente de la capital de España. Anda Putnina trabajaba al parecer en el Ayuntamiento de Riga, en el Departamento de Contabilidad y Finanzas. En el perfil de Facebook de Jacinto, donde era frecuente que subiera fotos con platos típicos de España, como la paella que hacía en su local, sus amigos se mostraban abatidos y atónitos en sus mensajes de condolencia, nadie da crédito a lo sucedido. La Policía letona dará más detalles del macabro hallazgo, pero pinta tragedia.