El Norte de Castilla

El Cerrato abre la quema autorizada de rastrojos

s en Tierra de Campos, en este mes de octubre.
s en Tierra de Campos, en este mes de octubre. / ANTONIO QUINTERO
  • La Junta ha recibido 381 solicitudes de permiso para toda la provincia, que incluyen 1.999 parcelas

La quema autorizada de rastrojos ha comenzado este jueves en Palencia en la comarca del Cerrato, donde se han registrado 130 solicitudes que afectan a 783 parcelas y suponen algo más de 1.874 hectáreas. Según ha informado la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, se han presentado 381 solicitudes para que la quema que incluyen 1.999 parcelas. Se han rechazado tres solicitudes en papel porque la orden solo dispone la solicitud telemática.

Además del Cerrato, en Tierra de Campos, donde la quema arrancará este viernes, se han tramitado 102 solicitudes que afectan a 479 parcelas y 1.578 hectáreas. La medida tendrá menor incidencia en las comarcas de Saldaña-Valdavia y Boedo-Ojeda, donde los rastrojos se quemarán desde el sábado y el lunes, respectivamente.

Las organizaciones agrarias palentinas muestran su decepción y malestar por la orden publicada por la Junta de Castilla y León que autoriza la quema de rastrojos de cereales en la comunidad por considerar que llega tarde y mal, además de ser excesivamente restrictiva y no afrontar el problema de los topillos de inicio.

Las organizaciones agrarias lamentan la tardanza en publicar la orden, consideran que ya en las primeras y últimas horas del día no es posible realizar la quema por la humedad del rocío, además anochece antes, lo que dIficulta los trabajos pero, a su juicio, lo peor son las restricciones impuestas por la administración regional.

Las organizaciones agrarias recuerdan que la quema de rastrojos debe hacerse siempre bajo estas premisas de seguridad, ya que no hacerlo conlleva aparejadas sanciones y reducción de los pagos directos de la PAC.

Otro de los grandes problemas que queda fuera de la orden es la solicitud que habían presentado las organizaciones palentinas para aumentar en la zona de Tierra de Campos las superficies a quemar por la presencia masiva de topillos y que, finalmente, no ha sido contemplada por la Junta.