El Norte de Castilla

El acusado de intento de rapto de una menor en Palencia será internado en un centro

  • El joven, arrestado por detención ilegal de una niña de 7 años, ha pasado a disposición judicial

El joven arrestado este miércoles por el intento de rapto de una niña de 7 años será internado en un centro hospitalario adeduado a sus necesidades de tratamiento. El titular del juzgado de guardia que instruye el caso ha ordenado el internamiento, ya que se ha planteado la posibilidad de que se repitan actos de esta naturaleza en el supuesto de que no se le prestara la atención profesional necesaria.

El joven, de 26 años, ha pasado a disposición judicial después de que fuera detenido el miércoles por la Policía Nacional por los hechos ocurridos en la tarde del martes en la plaza de San Pablo de la capital palentina. La madre de la niña, de unos 7 años, identificó horas después al individuo, que, al parecer, podría padecer algún tipo de discapacidad psíquica.

Los hechos ocurrieron sobre las 20:30 horas del martes 25 en la Plaza de San Pablo de la capital palentina, cuando un individuo se aproximó a unos niños con los que pretendió jugar al escondite. Empleando este ardid el hombre, de aspecto característico (de 1,80 metros de altura y con la cabeza rapada) parece que intentó llevarse a una niña de 7 años mientras le sujetaba por uno de sus brazos, siendo sorprendido por la madre, circunstancia ante la que emprendió la huida a la carrera.

La madre de la niña, alarmada por lo ocurrido, se personó en la Comisaría de la Policía Nacional, donde se practicaron las primeras diligencias, dirigidas a la prestación de la debida atención a las personas afectadas por los hechos.

Paralelamente, se transmitió a las patrullas de servicio la descripción característica del presunto autor de los hechos, en prevención de que pudieran repetirse, y para tratar de localizarle e identificarle.

Denuncia de la madre

Al día siguiente, la madre fue requerida por funcionarios de la Policía Judicial a prestar una nueva declaración, momento en el que decidió presentar la correspondiente denuncia, así como la localización de otros testigos de los hechos, procediéndose a la revisión de lugar en el que ocurrieron, dándose la circunstancia de que una de las unidades de Policía Judicial observó en el entorno de la calle Don Sancho a un joven de características físicas e indumentaria que coincidían plenamente con las aportadas por las víctimas y testigos de los mencionados hechos denunciados, por lo que procedieron a su identificación si bien, al carecer de documentación acreditativa, y previa información detallada al joven, se procedió a su traslado a dependencias policiales para su identificación conforme establece la normativa vigente. En ese momento y, de forma espontánea, manifestó que ya sabía por qué le habían detenido, reconociendo y relatando él mismo lo sucedido el día anterior.

Una vez identificado plenamente, se procedió a su detención y a informarle de sus derechos constitucionales, así como a la tramitación del correspondiente atestado policial.

La Subdelegación del Gobierno subraya la rápida actuación de la Brigada Provincial de Policía Judicial, procediendo a la detención de esta persona. Asimismo, recuerda que la colaboración ciudadana con la Policía se ha convertido en la mejor ayuda para las actividades de investigación policial. No obstante, desde la Comisaría de Policía Nacional se aconseja un uso racional de las redes de comunicación social, dado que de lo contrario puede crearse una alarma social excesiva.

La madre de la menor se personó en la noche del martes en la Comisaría Provincial de Palencia para alertar de los hechos, que se produjeron en torno a las 20:30 horas cuando la menor se encontraba jugando en dicha plaza y un individuo, de unos 30 años, 1,80 metros de altura y con la cabeza rapada, según la descripción facilitada a la Policía, se acercó a la niña con el propósito de jugar con ella y ganarse su confianza. El grito de la madre hizo huir al hombre, que en ningún momento forcejeó con la pequeña.