El Norte de Castilla

'La respiración' llega a Palencia con Verónica Forqué

Actores de 'La respiración', durante el espectáculo.
Actores de 'La respiración', durante el espectáculo. / EL NORTE
  • El último montaje de Alfredo Sanzol se representará este jueves en el Principal

El programa de representaciones escénicas del Otoño Cultural palentino prosigue este jueves, 27 de octubre (20:30 horas), con la puesta en escena de ‘La respiración’, el último y aclamado montaje de Alfredo Sanzol, autor de textos dramáticos como ‘Días estupendos’, ‘Delicadas’ o ‘En la luna’, pieza galardonada con tres Premios Max.

Producido por Teatro la Abadía y Lazona, el espectáculo cuenta, en clave de comedia, las alegrías y desdichas de una mujer separada, Nagore, en trance de recuperar su autoestima y rehacer su vida. Gracias a los consejos de su madre, con una intensa vida amorosa, este proceso se convertirá en una verdadera aventura. Pau Durà, Verónica Forqué, Nuria Mencía, Pietro Olivera, Camila Viyuela, Martiño Rivas interpretan esta pieza que reflexiona sobre el miedo a la soledad, el carácter posesivo del amor o la capacidad de asumir insospechados cambios vitales.

«Quiero volver a tener una familia». Con esta frase de Nagore, personaje central de la trama, arranca la primera escena. ‘La respiración’ parte de un hecho dramático, la separación de una mujer que ha compartido los últimos 15 años de su vida en pareja pero que ve cómo un día todo se termina. Nagore (Nuria Mencía) siente que está en crisis, no se encuentra y continuaechando de menos a su ex pareja. Su madre (Verónica Forqué) aparece entonces en escena y le azota la conciencia con sus consejos, le sugiere que se deje llevar por una fantasía, que se adentre en otros mundos, que empiece a descubrir otras posibilidades. La memoria tiene que servir para crear cosas nuevas, le dice, hay que vaciar el cuerpo y la mente como quien vacía un armario para que entren cosas nuevas.

Nagore entonces hace caso a su madre y deja que entren en su vida un profesor de yoga (Pietro Olivera), su hermano fisioterapeuta (Pau Durà) y su hijo, preparador físico (Martiño Rivas). A las clases de yoga asiste además a novia del hijo (Camila Viyuela).

Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra y formado en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, Alfredo Sanzol saltaba a la dirección de escena en 1999 con ‘Como los griegos’, de Steven Berkoff, nominada a mejor espectáculo revelación en los Premios Max 2000. Entre 2003 y 2008 escribió y dirigió tres espectáculos de calle para el festival Valencia Escena Oberta (VEO) además de otros textos para ser representados en sala como ‘Sí, pero no lo soy’, una producción del Centro Dramático Nacional. Después llegaría el turno para obras tan laureadas como ‘Días estupendos’, ‘Delicadas’ y ‘En la luna’. Entre sus últimos trabajos se encuentran la dirección de ‘La importancia de llamarse Ernesto’ (Teatro Gayarre, 2012), y el texto y la dirección de ‘Aventura!’ (T de Teatre, 2012), ‘Esperando a Godot’ (CDN, 2013) , ‘La calma mágica’ (CDN, 2014) y ‘Edipo Rey’ (2015).