El Norte de Castilla

50 preferentistas de Palencia podrán exigir su dinero tras anularse el canje que firmaron

Asamblea celebrada el 30 de septiembre de la asociación Razón y Justicia.
Asamblea celebrada el 30 de septiembre de la asociación Razón y Justicia. / El Norte
  • Un juzgado de Palencia abre definitivamente la vía judicial a quienes ratificaron el acuerdo con la entidad financiera

El Juzgado de Instrucción número 5 de Palencia ha dictado una sentencia en la que anula el canje y arbitraje en el caso de los preferentistas, lo que abre una nueva posibilidad de recuperar dinero a más de 50 afectados en la provincia de Palencia. Se trata de preferentistas que en su momento firmaron un acuerdo con Caja España-Duero –Banco Ceiss– por el que se comprometían a no recurrir a la vía judicial, a cambio de recibir un porcentaje del dinero invertido. Los tribunales de León, Zamora y Asturias ya emitieron una resolución en la que declara nula la cláusula del pacto por la que el cliente renunciaba a las acciones judiciales.

La sentencia que en días pasados se ha divulgado en Palencia da pie a que ese medio centenar de preferentistas que en su día firmaron en arbitraje con la entidad puedan reclamar todo el dinero que depositaron. «En la mayoría de los casos son personas mayores, que se vieron forzadas a firmar, porque el personal del banco fue a su casa y les advirtió del riesgo de quedarse sin nada si so aceptaban el porcentaje que les ofrecieron», indica el presidente de la asociación, Pablo Soler. Según explicó, el fallo judicial les abre vía libre a reclamar en la jurisdicción ordinaria todo su dinero más los intereses. «Además, en este proceso el juzgado condena a la entidad a pagar las costas judiciales», agrega Soler.

Pablo Soler señala que en Palencia las personas que firmaron el arbitraje con el Banco Ceiss fueron pocas, «gracias a que los afectados recibieron información y tuvieron el respaldo de la asociación». Mientras que en la provincia representan el 8 o el 9%, en otras próximas firmaron el arbitraje hasta el 40% de los afectados.

Pablo Soler ha incidido en la importancia de que los afectados por la anulación de este canje inicien cuanto antes su reclamación, ya que el plazo para los inversores en preferentes termina en noviembre. Soler incidió en la importancia de que inicien los trámites de inmediato, ya que «apenas queda mes y medio y hay que reunir y presentar documentación». Y es que, de no interponer la demanda en este plazo, el caso prescribirá en lo que se refiere a las preferentes. Para las subordinadas, el plazo termina en mayo de 2017.